domingo, 26 de octubre de 2008

JORNADA DE DESARROLLO RURAL


Organizada por:
COLECTIVO SOLLAVIENTOS

a celebrar el díá 15 de noviembre de 2008 en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Cedrillas (Teruel)

16h 30’ Mesa redonda y coloquio sobre:
“Desarrollo local sostenible en el medio rural”

Javier Esparcia Pérez. Catedrático de Análisis Geográfico Regional.
(Universidad de Valencia)

“El marco comunitario del desarrollo local y la nueva ley del Desarrollo Sostenible del Medio Rural”


Pascual Rubio Terrado. Profesor Titular de Universidad de Análisis Geográfico Regional (Universidad de Zaragoza, Campus de Teruel)
“Reestructuración y sostenibilidad en el mundo rural: Claves para interpretar las nuevas dinámicas territoriales en Aragón y Teruel”


José Luis López Sáez . Alcalde de Cedrillas
“Modelo de desarrollo local en el caso de Cedrillas”



18h30’ Descanso

19h 00' Conclusiones finales
Se contará con representantes de diferentes plataformas o asociaciones vinculadas con la defensa del medio ambiente y el desarrollo de la provincia de Teruel.

entrada libre

jueves, 23 de octubre de 2008

COMUNICADO SOBRE EL PROYECTO DE NEOELECTRA




COMUNICADO SOBRE EL PROYECTO DE NEOELECTRA
Y LA SITUACIÓN CIUDADANA EN ALIAGA


Los hechos acaecidos en los últimos meses en relación con la central térmica de gas que la empresa Neoelectra posee en Aliaga contienen aspectos que son sin duda de lamentar. Ante todo, si se produjese el cierre definitivo de la planta, sería lamentable la pérdida de los once puestos de trabajo. También lo es la falta de capacidad mostrada por la empresa para solventar sus deficiencias en materia de impacto medioambiental y sostenibilidad, tras varios años de funcionamiento irregular. También, la serie de contradicciones en que ha incurrido la Administración, recta en la aplicación de algunas de las normas, pero peligrosamente permisiva hacia las condiciones iniciales de instalación de la empresa y generosa en sus subvenciones. Negativo es el clima de crispación al que se ha llegado en el pueblo, alentado por consignas de descalificación y declaraciones de culpabilidad hacia personas que habían manifestado posturas críticas con la trayectoria de Cinca Verde y Neoelectra; consignas y declaraciones que se emitieron públicamente por la Plataforma Salvemos Aliaga desde la redacción misma de su manifiesto. Difícil de comprender nos parece la poco prudente actitud de algunos cargos públicos, implicados de manera directa en manifestaciones y proclamas que en algún momento daban la impresión de exhortar al incumplimiento de la normativa legal. Lamentable, finalmente, la injusta imagen que creemos está proyectando Aliaga a resultas de todo este episodio.

Los que firmamos este escrito somos personas y entidades que trabajamos por Aliaga y por Teruel, o apoyamos iniciativas en su beneficio. Lo hacemos por amor a nuestra tierra, por respeto a su paisaje y a sus gentes, a su historia y sus tradiciones, y por convicciones que tienen que ver con su futuro. Algunos de nosotros hemos estudiado y divulgado su patrimonio natural y cultural; hemos promovido y gestionado proyectos que buscan potenciar ese patrimonio como un recurso para su desarrollo; hemos contribuido a que la imagen de Aliaga, una imagen positiva y con marca de prestigio, haya comenzado a abrirse camino como reclamo turístico y ocupe ya puestos destacados en ámbitos científicos, culturales y medios de comunicación. El Parque Geológico de Aliaga fue el primero creado en España, cuando la figura de ‘geoparque’ empezaba apenas a tomar forma en Europa. Nuestro Parque Geológico fue el pivote en torno al cual se constituyó el geoparque del Parque Cultural del Maestrazgo, miembro fundador de la Red Europea de Geoparques, que en la actualidad reúne más de treinta territorios de interés geológico en diez países de nuestro continente. Decenas de congresos y reuniones científicas, centenares de actividades didácticas y miles de visitas de turistas en los últimos años han tenido por objeto el estudio y disfrute de nuestro rico patrimonio geológico. Toda esta actividad ha contribuido a impulsar algunas infraestructuras hosteleras, a crear riqueza y a elevar la autoestima de Aliaga como pueblo.

Sentimos que lo acontecido en los últimos meses malogra en alguna medida esa trayectoria y esos esfuerzos. Los que suscribimos creemos en un modelo de desarrollo verdaderamente sostenible para Aliaga y para todo Teruel, en el que el patrimonio natural y cultural sea valorado como uno de sus activos principales, y no se diluya como elemento decorativo de un territorio-erial que podemos vender a cualquier postor. Creemos que, a pesar de lo extenso y despoblado de nuestra tierra, no todo cabe en ella. No caben proyectos que se asienten en nuestro medio natural y humano sin un mínimo de respeto por él y por el ordenamiento legal que lo protege. Sí caben proyectos que se nutran de nuestros verdaderos recursos autóctonos, que los manejen de forma sostenible, que sean coherentes con nuestros modos de vida, con nuestra forma de valorar el patrimonio y de relacionarnos con el paisaje. Sí caben proyectos que nos aporten riqueza material, nos desarrollen como pueblo, nos hagan crecer como personas y nos unan y vertebren como colectividad.

Es probable que también nosotros tengamos alguna responsabilidad en la actual situación. Quizá no hemos sabido transmitir el mensaje hacia dentro. Confiamos aún en que la tendencia pueda cambiar, en que el Ayuntamiento de Aliaga, la Plataforma Salvemos Aliaga y todos juntos reflexionemos, y creemos que la reunión mantenida hace unos días entre todos nosotros es sin duda un buen comienzo. Es necesario que reclamemos lo que creemos justo sin atacar a nadie, sin dividir a nadie, sin menospreciar la aportación de nadie, sin recrearnos en el victimismo, sin reclamar soluciones al margen de las leyes. Confiamos en que entre todos pueda encontrarse un salida a esta situación, y apelamos a la responsabilidad de los poderes públicos locales, comarcales, provinciales y de Aragón para que asuman el liderazgo que les corresponde en la búsqueda de la misma.

Responsables del Parque Geológico de Aliaga (J. Escorihuela, J.L. Simón)
Colectivo Sollavientos (J. Abril, V. Guíu, A. Hernández, J. Herrero, M.I. Herrero, J.R. Insa, A. Marco, M. Moya, J.M. Nicolau, J. Oquendo, J. Paricio, A.J. Pérez, L. Pérez, M.C. Rubio, J.R. Sanchís, P. Shelly, G. Tena)
L. Alcalá (Fundación Conjunto Paleontológico deTeruel)
Profesores del Dpto. de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza (L. Arlegui, M. Aurell, P. Lafuente, C.L. Liesa, G. Meléndez, A. Pocoví, J.A. Sánchez, A.R. Soria)
Ecologistas en Acción
SEO-Birdlife
APUDEPA-Acción Pública para la Defensa del Patrimonio de Aragón
Asociación para el Desarrollo de Montoro
Asociación Dinosaurio de Galve
Grupo de Naturalistas del Jiloca
Profesores del Dpto. de Ciencias Naturales del IES Valle del Jiloca, Calamocha (Ch. de Jaime, R. Pérez, A. Pérez)
L.M. Torrijo

CARTA DE AURORA NAVARRO CERRA

Transcribimos la Carta al Director, publicado en el Diario de Teruel de hoy 23 de octubre de 2008, y la contestación inmediata que desde el Colectivo Sollavientos queremos hacerle llegar.

Riámonos de nuestra propia desgracia
He tardado un tiempo en darme cuenta de que todo cuanto han escrito distintas personas y colectivos, lejos de ir en contra nuestra son los que velan por nuestro futuro y bienestar. A veces me he enfadado mucho, pero creo que hice mal. Todos abogan por no estropear el medio ambiente y conservar unos cuantos animales (que yo, nisiquiera sabía que existian), en pro de nuestra salud.
¿Cómo no nos habíamos dado cuenta de que la piscifactoría era un peligro y un atentado contra nosotros? Gracias a estas personas, y antes de que sea demasiado tarde, "he comprobado" que tienen razon. Ahora ya estoy tranquila, porque gracias a estas personas y colectivos se va a cerrar, y con ello se acabó el peligro y la intranquilidad de tantos como han estado preocupados porque siguiera adelante.
A los políticos les doy las gracias porque no merece la pena conservar unos puestos de trabajo en un pueblo. Total son once y alguno más que se hubiera creado con el aprovechamiento del CO2. (Eso qué es comparado con los que se van a crean en ese grandioso proyecto de casinos y cosas por el estilo que se van a hacer).
Por otro lado, tampoco importa que se cierre la tienda que con tanta ilusion hemos acogido, al fin y al cabo como quedaremos unos pocos abuelos, con los cangrejos y algún pez que otro podremos sobrevivir.
La gasolinera, ¡qué más da! El que tiene coche puede ir a echar gasolina a otro sitio, y el que no, pues no la necesita.
El estanco, ¡qué disparate! El tabaco mata ¿Cómo se te ocurre Juan Carlos cometer semejante atentado contra la salud de la gente de este pueblo?
Centro de Salud y Farmacia, ¡qué mas da! Si los abuelos no necesitamos de dichos establecimientos.
Registro y Notaria, ¡qué más da! Lo tenemos todo arreglado y si no, alguien nos llevara a los ancianos donde lo haya.
¡Qué decir del Parque Geologico! Una maravilla que Dios y la naturaleza nos ha regalado. ¡Por favor!, eso sí que no quiero que se lo lleven, dejemos que vengan a visitarlo con orden y pidiendo cita, ya que es tal la afluencia de gente que podrían encontrarse con no poder verlo el día que deseen.
Bueno, se salva el restaurante y quizás un bar, porque igual que viene alguien de vez en cuando a respirar aire puro pueden entrar a comer o tomarse un café. Por lo demás, poca cosa hay, albañiles, carpinteros, fontanero... ¡Qué más da, son unos pocos!
Y nada más, agradecer de nuevo "a nuestros salvadores" sus desvelos, pero no sin antes recordarles que "hay amores que matan".

Aurora J. Navarro Cerra. Aliaga


Contestación del Colectivo Sollavientos
a Aurora Navarro Cerra

Hola, Aurora.
Desde que hacía redacciones en el colegio, la metáfora y la ironía no son lo mío. No entiendo muy bien lo que quieres decir en tu carta que hoy publica el Diario de Teruel:
- “Gracias a estas personas y colectivos se va a cerrar la piscifactoría (supongo que te refieres a la central eléctrica)”: ¿significa que unos “particulares” somos los causantes de que se cierre?
- “Tampoco importa que se cierre la tienda”: ¿significa que se va a cerrar también la tienda y que nosotros somos los causantes?
- ¿Quieres decir que se van a cerrar también la gasolinera, el estanco, la Notaría, el Registro de la Propiedad, el Centro de Salud y la Farmacia y va a ser por nuestra culpa?
- ¿Quieres decir que, agazapados detrás del Parque Geológico, amenazamos de paso a los albañiles, carpinteros y fontaneros?
- ¿Quieres decir todo eso? Es que no lo entiendo muy bien.

Colectivo Sollavientos

miércoles, 22 de octubre de 2008

AGUILAR DE ALFAMBRA MANTIENE SU OPOSICION A LA MINA DE ARCILLA "SARA"





En las últimas semanas WBB ha movido ficha en el asunto de la mina de Aguilar, y tenemos que volveros a pedir que nos prestéis atención.
La empresa ha decidido llevar a los tribunales al Ayuntamiento con el fin de no someter su proyecto a la preceptiva Evaluación de Impacto Ambiental. Por ello hemos organizado la campaña de sensibilización «WBB: la ley está para cumplirla, no para intimidar», cuyo objetivo es lograr que WBB-España retire su recurso y cumpla con lo fijado en la Ley de Protección Ambiental de Aragón. Consiste en la comunicación directa y lo más masiva posible mediante correo electrónico y postal con WBB-España, WBB-Minerals (Reino Unido) y SCR Sibelco (Bélgica), y en la difusión lo más amplia posible del conflicto en medios de comunicación y plataformas ciudadanas españolas y extranjeras.
Hemos organizado deprisa y corriendo un nuevo blog -al que podéis entrar a través del enlace- para secundar esta campaña. En él, o bien podéis enviar correos electrónicos a la empresa, o descargaros el texto para imprimirlo y mandarlo por correo postal. También hemos elaborado un texto explicativo (que podrás leer más abajo), con la intención de que logre igualmente la mayor difusión posible.
Os pedimos, por favor, que reenviéis a vuestros conocidos este mensaje, muchas gracias.
www.aguilarnatural.com
contacto@aguilarnatural.com

“WBB: LA LEY ESTÁ PARA CUMPLIRLA, NO PARA INTIMIDAR”

En agosto de 2007 la multinacional minera WBB-España presentó ante el Ayuntamiento de Aguilar del Alfambra (Teruel) un proyecto para la creación de una mina a cielo abierto de arcillas. La iniciativa no solo contó con la oposición frontal por parte del pueblo debido a sus características y a los perjuicios que causaría a la población, sino que además el Ayuntamiento en estricto cumplimiento de la legislación no le concedió la Licencia de Actividad. El proyecto de WBB requería de una figura de planeamiento de la que carecía -en virtud de la normativa municipal- además de tener que estar sujeto a una previa Evaluación de Impacto Ambiental según señala la legislación autonómica.
Después de varias idas y venidas administrativas sin hacer ni un amago por cumplir ninguno de los dos requisitos legalmente exigidos, WBB-España ha decidido llevar a los tribunales al Ayuntamiento de Aguilar porque no quiere pasar por la Evaluación de Impacto Ambiental.
Dicho con otras palabras, WBB no quiere cumplir la ley. Eso sí, para lograrlo va a recurrir a todo su potencial y a artimañas legalistas apelando a la Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa por si surge efecto e impone sus intereses egoístas (y destructivos) a un pueblo de unos setenta empadronados.
Pero detallemos la correlación de fuerzas que se va a observar en este pulso. La desproporción que se manifiesta pensamos que es directamente proporcional al desafuero que quiere cometerse.
WBB-España es una filial de WBB-Minerals radicada en Reino Unido. A su vez, este grupo tiene su matriz en SCR Sibelco, de Bélgica. Según datos de sus propias web nos encontramos ante uno de los mayores proveedores mundiales de minerales para la industria cerámica. Al tiempo, para este caso, han contratado al bufete de abogados más importante de España, Garrigues, con una facturación en 2007 de más de 255 millones de Euros. Asimismo, el abogado asociado de Garrigues que va a llevar el caso es experto en obtención de concesiones mineras, recursos en vía administrativa y, la guinda, expropiaciones forzosas.
Frente a esto, el Ayuntamiento de Aguilar cuenta con unos recursos propios anuales de unos 30.000 Euros y la Plataforma Aguilar Natural, surgida al calor de la oposición al proyecto de WBB, cuenta con fondos por valor de 2.440 Euros (el resultado de multiplicar 20 Euros por sus 122 miembros). Juzguen por ustedes mismos qué diferente potencia va a ponerse en juego para no cumplir un requisito legal, por una parte, y para tratar de que se cumpla, por otra.
Conscientes de la amenaza y la seriedad del embate que sufre nuestro pueblo, la Plataforma Aguilar Natural ha decidido recurrir, a la que tal vez sea nuestra única y mejor herramienta, : ampararnos en la opinión pública y organizar una campaña de sensibilización internacional para tratar que WBB retire el recurso que injustamente ha puesto en marcha. De este modo, les rogamos que visiten nuestro blog www.aguilarnatural.com y consignen alguno de los formularios y correos destinados a WBB-España, WBB-Minerals y SCR Sibelco para que, por favor, se avengan a lo establecido por la ley.

PLATAFORMA AGUILAR NATURAL

martes, 21 de octubre de 2008

COMUNICADO CONJUNTO DE LOS ALEGANTES A LA PLANTA DE NEOELECTRA EN ALIAGA, COLECTIVO SOLLAVIENTOS, AYUNTAMIENTO Y PLATAFORMA SALVEMOS ALIAGA


Se ha celebrado en el Ayuntamiento de Aliaga una reunión entre representantes del Colectivo Sollavientos, Ecologistas en Acción, el coordinador científico del Parque Geológico de Aliaga, miembros de la Plataforma Salvemos Aliaga y del Ayuntamiento de esta localidad, que ha permitido un intercambio de opiniones sobre la crítica situación en la que se encuentra la planta de NeoElectra y sobre el deterioro del ambiente de convivencia en esta localidad turolense. Todos ellos, así como otras entidades y personas que en su momento presentaron alegaciones a la Autorización Ambiental Integrada de la central (Asociación para el Desarrollo de Montoro, profesores del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza), han considerado oportuno aclarar los siguientes puntos:

1º) Las personas y entidades que presentaron las alegaciones a la Autorización Ambiental Integrada, solicitada por la empresa NeoElectra, quieren manifestar que estas alegaciones no tenían por objetivo el cierre de la planta y la pérdida de los puestos de trabajo, sino poner de relieve algunas carencias que a su modo de ver existían en el proyecto y que debían ser corregidas por la empresa para garantizar su sostenibilidad y su continuidad. En consecuencia, lamentarían que el desenlace final fuese el cierre de la empresa y la pérdida de los puestos de trabajo.

2º) El Ayuntamiento de Aliaga y la Plataforma Salvemos Aliaga declaran que en ningún momento se ha querido hacer responsables ante la opinión pública a las personas que en su momento presentaron dichas alegaciones de la denegación de la autorización y de las posibles consecuencias para el futuro de la planta.

Por último, todos los reunidos manifiestan su firme deseo de que se recupere el clima de paz y armonía social que siempre ha reinado en el pueblo.

lunes, 20 de octubre de 2008

COMUNICADO DE LOS RESPONSABLES DEL PARQUE GEOLÓGICO DE ALIAGA Y DEL COLECTIVO SOLLAVIENTOS

El pasado día 9 de octubre aparecieron en uno de los puntos más frecuentados del Parque Geológico de Aliaga una serie de graffitis obscenos e insultantes dirigidos contra los que suscribimos: la gerente del Parque Geológico, y jueza de paz de Aliaga, Julia Escorihuela (con referencias también a un familiar fallecido), el coordinador científico del Parque, José Luis Simón, y el Colectivo Sollavientos. Junto a las pintadas apareció un escrito de los difundidos por la Plataforma Salvemos Aliaga a favor de la central térmica de Neoelectra, si bien la Plataforma negó cualquier vinculación con lo ocurrido mediante un comunicado difundido a la prensa al día siguiente.

Agradecemos sinceramente la condena de los hechos por parte de la Plataforma Salvemos Aliaga y del Ayuntamiento de la localidad, y su apoyo expreso a Julia Escorihuela, principal afectada en este desagradable episodio. Desconocemos quiénes son los autores materiales de este acto de vandalismo e intimidación, que la policía judicial está ya investigando. No obstante, sean quienes sean los autores materiales, y aunque aceptamos que la Plataforma no tenga relación alguna con ellos, no podemos evitar verlos en el contexto que arrastramos desde hace unos meses. Nos referimos a la serie de descalificaciones públicas y declaraciones de culpabilidad de las que han sido objeto las personas que en su momento presentaron alegaciones y sugerencias al proyecto elaborado por Neoelectra para la obtención de la Autorización Ambiental Integrada del INAGA. Entendemos que a ellas se refiere el manifiesto de la Plataforma Salvemos Aliaga cuando afirma que el proyecto de esta empresa “puede perderse por la oposición de unos pocos particulares externos a nuestra realidad”. Nos parece injusto que se señale de esa forma a ciudadanos cuyo “delito” ha consistido en expresar libre y pacíficamente, siguiendo cauces de participación establecidos por la ley, y con razones a nuestro entender bien fundadas, opiniones críticas al proyecto sometido por la empresa. Alegaciones y opiniones que, por otra parte, no incluían ninguna petición de cierre de la misma, y que sinceramente dudamos que sean conocidas en detalle por las personas de la Plataforma que han vertido reiteradamente críticas contra sus autores.

Algunos de los que hemos sido objeto de los insultos ni siquiera nos encontramos concernidos por la situación expuesta, puesto que no firmamos en su momento alegación alguna. No acertamos a comprender cuál es la razón objetiva que ha podido mover a alguien a consumar semejante necedad, como tampoco la que induce a otros a lanzar de una forma indiscriminada e irreflexiva consignas que, dirigidas en principio a aquéllos que hemos sido colocados sin buscarlo en alguna suerte de “bando enemigo”, acaban revolviéndose contra todos: contra el pueblo de Aliaga, contra su convivencia interna, contra su imagen exterior. Los autores de los actos vandálicos y la Plataforma Salvemos Aliaga deberían tener presente que la paralización de la actividad de Neoelectra ha sido una decisión de las administraciones públicas, no del Colectivo Sollavientos ni de las personas insultadas. Las administraciones han actuado en virtud de la obligación que tienen de velar por que los proyectos empresariales respeten la normativa vigente. Por ello, la única responsable de la paralización de la planta es la propia Neoelectra que no ha sido capaz de desarrollar en Aliaga un proyecto empresarial ajustado a la normativa legal.

Creemos y lamentamos sinceramente que la Plataforma Salvemos Aliaga, y en alguna medida también el Ayuntamiento, hayan estado malgastando energías en peleas contra enemigos imaginarios. Los que firmamos este escrito no somos personas ajenas a la realidad de Aliaga; conocemos el pueblo, su gente y su entorno; lo queremos y hemos trabajado en su beneficio desde distintos frentes. Quizá lo queremos de manera distinta a como lo quieren otras personas, quizá creemos en otro modelo de desarrollo y no nos atrevemos a calificar como “sostenible” la trayectoria seguida estos años por Cinca Verde-Courant Energies-Neoelectra. Pero nadie puede negarnos el derecho a quererlo, y nadie entre su gente tiene el derecho a considerarnos enemigos.

En Aliaga, a 18 de octubre de 2008.


Julia Escorihuela, gerente del Parque Geológico de Aliaga
José Luis Simón, coordinador científico del Parque Geológico de Aliaga
Juan Paricio, geólogo, en representación del Colectivo Sollavientos

jueves, 16 de octubre de 2008

CARTA ABIERTA A HÉCTOR

Héctor es un joven de 21 años que vive en Aliaga y defiende el proyecto de Neoelectra. El 6 de octubre se dirige al correo electrónico del blog del Colectivo Sollavientos. En su escrito plantea el eterno dilema de “puestos de trabajo frente a deterioro del patrimonio natural”. Su argumentación es que a nadie le importa más Aliaga que a los que viven allí, y que los visitantes foráneos se limitan a decir “oh, qué bonito” y luego “se ponen en contra de la única y última oportunidad que tiene Aliaga de seguir adelante”. Al final de su escrito plantea una cuestión y pide respuesta: “La central esta construida, tiene un gasoducto a 200 metros, en sus proyectos está la recogida del CO2 para utilizarlo en diferentes productos. ¿Repito, qué problema hay con su funcionamiento? ¿en qué cambiará para ustedes si se produce el cierre definitivo?”. Esta carta abierta es un intento de dar contestación a sus preguntas y a su planteamiento del problema.

Mira Héctor. Imagina que se presentan algunas empresas en Aliaga y plantean varios proyectos. Uno de ellos consiste en colocar aereogeneradores en la montaña de la Olla, enfrente del pueblo (cuatro empleos fijos al finalizar el proyecto); otro consiste en extraer una veta de oro que se ha encontrado en La Porra y zonas de alrededor (20 puestos de trabajo); un tercero consiste en ubicar una piscifactoría en los alrededores de la Ermita de la Virgen de la Zarza, salvando eso sí el monumento (13 empleos), y un cuarto proyecto consiste en desmantelar toda la montaña del castillo, incluido éste, hasta los mismos límites de la villa (7 empleos).
Yo puedo pensar que todos los proyectos son descabellados, pues afectan negativamente al paisaje, al patrimonio natural, al patrimonio cultural y al patrimonio histórico, respectivamente. Tú, pongamos por ejemplo, puedes estar de acuerdo con el primero, porque te da igual el paisaje, puedes dudar pero aprobar el segundo (a la porra con La Porra), pero puedes quizá ver descabellados el tercero y cuarto. Pero una tercera persona puede ver bien todos los proyectos, porque todos suponen poco o mucho una ganancia de puestos de trabajo para Aliaga… Pues bien, las tres posturas son igualmente legítimas. Cada uno puede elegir libremente entre ser el camionero que desentierra y transporta la “tierra madre” de su pueblo a las fábricas de cerámica de Castellón, o pensar, como Caballo Loco, el gran jefe sioux, que “uno no vende la tierra por la que camina su pueblo”.
Entonces ¿quién pone los límites entre lo que se puede hacer y lo que no es aceptable? Si yo opino A, tú opinas B y él opina C ¿Quién decide en qué punto un proyecto deja de ser razonable y pasa a ser pernicioso? Pues es bien sencillo: las leyes y la Administración. Ese es el problema del proyecto de Neoelectra. Esta empresa, que empezó diciendo que quería vender truchas y acaba queriendo vender electricidad, ha presentado un proyecto que no resulta razonable para las leyes y la Administración actuales. El problema de Neoelectra, y de los que defienden su proyecto, no es la opinión de algunos miembros del Colectivo Sollavientos, ni siquiera las alegaciones de los grupos que llegaron a presentarlas. El problema de Neoelectra es que ha seguido la política de los hechos consumados, ha ejecutado obras sin permisos, y al final no ha resultado de fiar para la Administración.
Y ante la pregunta de qué cambiará si se produce el cierre (cuando el daño ya está hecho, se entiende) sólo quiero decir una cosa: hace falta más entereza para aceptar que se pierda algo que ha costado su buen dinero al contribuyente que para admitir que se salga con la suya alguien de quien pensamos que nos ha tomado el pelo.

Colectivo Sollavientos