lunes, 19 de noviembre de 2012

NOTA DE PRENSA: LA ENERGIA EN CASA ANTE LOS RETOS DEL FUTURO





Jornada sobre “La energía en casa ante los retos del futuro”
Centro ÍTACA, Andorra (Teruel)


El sábado 17 de noviembre se ha celebrado en el centro Ítaca de Andorra (Teruel) una jornada sobre gestión y ahorro energético en la vivienda, coorganizado por el propio centro Ítaca y el Colectivo Sollavientos. Han asistido unas 50 personas procedentes de las comarcas de Andorra-Sierra de Arcos, Bajo Aragón y Matarranya, así como de Teruel, Zaragoza, Valencia y Girona. Los ponentes han sido profesores y profesionales del ámbito de la ingeniería, arquitectura, geología y geografía, educadores ambientales, miembros de cooperativas de autoconsumo energético y de la ONG Ingenieros sin Fronteras.
           
El año 2012 ha sido designado por la ONU como Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos. En esta jornada se ha reflexionado y debatido sobre el futuro de la gestión energética en nuestra sociedad, partiendo del impulso al ahorro y la eficiencia en el ámbito doméstico y de las alternativas que tenemos como consumidores. Todo ello, con el horizonte del uso sostenible de los recursos del planeta y la lucha contra el cambio climático.

            La Jornada ha consistido en una charla introductoria y cuatro mesas redondas. En la charla inicial, a cargo de Alejandro Sánchez (Fundación EQUO), se ha abordado sinambages la necesidad de plantear un cambio completo en nuestra forma degestionar la energía ante la realidad inapelable de un futuro sin combustiblesfósiles. Se ha tratado de erradicar mitos relativos a las energías renovables, cuyos costes en forma de subvenciones son sobradamente compensados por los beneficios que producen en términos de empleo y reducción de nuestra dependencia exterior. Asimismo, se han presentado los resultados del informe Energía 3.0 recientemente elaborado y publicado por Greenpeace, en el que se diseña un futuro energético factible basado en un abastecimiento 100% de energías renovables, la cultura de la eficiencia y el ahorro, y el uso de tecnologías de redes inteligentes para gestionar la relación entre producción y demanda.

            Enla primera mesa redonda (“Reducir lanecesidad de calentar y refrigerar”) se han presentado y debatido distintas propuestas para el ahorro energético en la vivienda. Por un lado, la arquitectura bioclimática, una modalidad constructiva basada en el aprovechamiento solar pasivo mediante la captación de radiación por galerías acristaladas orientadas al sur y su acumulación en la propia masa de edificio. Este sistema permite ahorros en calefacción superiores al 50%. Se ha implantado en barrios enteros de Zaragoza (Parque Goya, Valdespartera), en los que el Grupo de Energía y Edificación de la Universidad de Zaragoza investiga los resultados y proporciona pautas a los vecinos para un aprovechamiento más eficiente. Asimismo, se ha abordado el papel de las tecnologías de geotermia como apoyo tanto a la calefacción como a la refrigeración, y se han presentado algunos resultados de su implantación en la ciudad de Zaragoza. 

En la segunda mesa redonda (“Calentar con más eficiencia”) se han presentado y comparado diversas opciones que el ciudadano se encuentra a la hora de elegir una sistema de calefacción para su vivienda: chimenea tradicional, calderas convencionales de gas o gasóleo, calefacción eléctrica, calderas de biomasa, estufas de alto rendimiento… Estas últimas, basadas en técnicas de combustión eficiente de leña que ya se usan desde hace siglos en los países nórdicos y centroeuropeos, constituyen una alternativa que proporciona elevados niveles de confort con un coste muy reducido. Por otro lado, se puso de manifiesto el interés de la biomasa (restos de limpieza forestal, residuos agrícolas o ganaderos…) como combustible renovable y limpio en pequeñas instalaciones públicas y privadas, la oportunidad que su explotación ofrece para una gestión integral del territorio de Teruel, y se valoró como no sostenible su uso en grandes instalaciones destinadas a la producción eléctrica.

En la tercera mesa redonda (“Acceso sostenible y autoproducciónenergética”) se presentaron los proyectos que la ONG Ingenieros sin Fronteras lleva a cabo en el Sahara Occidental y en Latinoamérica para procurar el acceso sostenible a la energía eléctrica a comunidades en desarrollo. Por otro lado, se presentó la experiencia cooperativa de consumo y autoproducción eléctrica Som Energia, una agrupación de más de 4000 socios que ha irrumpido en el complejo mercado eléctrico de nuestro país para canalizar la iniciativa de una ciudadanía crítica que demanda energías renovables de bajo impacto y desea participar democráticamente en su producción y gestión.

En la mesa redonda final (“Viejos saberes y nuevo futuro energético”) se planteó un debate abierto entre los ponentes y asistentes acerca de todos los aspectos tratados, subrayando la necesidad de un replanteamiento global de la cultura energética por parte de cada ciudadano, a la vez que un impulso colectivo para construir nuestro bienestar sin la dependencia de los combustibles fósiles y de los intereses económicos que éstos mueven.




Acompañamos  los siguientes enlaces, donde puede accederse a las presentaciones de cada una de las mesas y las ponencias de la Jornada:




MESA 3: Acceso sostenible y autoproducción enegética


viernes, 9 de noviembre de 2012

El oro negro y la Fractura hidráulica.

Ilustración: Juan Carlos Navarro*

Javier Oquendo*

Cuando alguna empresa o actividad insinúa una mínima posibilidad de instalarse en la provincia de Teruel y crear algún puesto de trabajo, la noticia se difunde por todos los medios, y las fotografías con el empresario de turno o con  alguna imagen de la empresa se graban en la portada de los periódicos locales y regionales. Luego, los puestos siempre se quedan en la mitad, en el mejor de los casos, y la cuantía  de la inversión no llega a conocerse.

Por ello resulta muy sorprendente que  una actividad de extracción de gas natural o petróleo en la Comarca del Maestrazgo, que ya apareció con profusión en las portadas de los periódicos de los años 80 del siglo pasado, que se supone creará algún puesto de trabajo y generará unos buenos ingresos a las maltrechas arcas municipales, tan sólo aparezca en el Boletín Oficial y en una difusa noticia del Heraldo. Me parecería más acorde con la lógica que los titulares fueran en la dirección de “ya somos el Nuevo Kuwait” o “que tiemblen los Emiratos Árabes”.

La única explicación a este silencio es el método de extracción que se pretende utilizar. En las primeras prospecciones se explotaba petróleo convencional para ser explotado por métodos tradicionales, que es simplemente por la presión del aire, y por eso se lanzaron las campanas al vuelo. Ahora es un sistema llamado Fracking o en castellano “fractura hidráulica”, con el que se consigue extraer hidrocarburos de rocas muy poco permeables en las que hasta ahora no era rentable su extracción. El método  consiste en realizar un sondeo vertical hasta la roca que contiene el gas o petróleo y luego otro horizontal en la misma, para inyectar agua a presión con arena y aditivos  químicos que fractura y corroen la roca y permiten que el hidrocarburo pueda ser extraído con facilidad y con un rendimiento alto.
Hasta aquí ningún problema, solo que hace falta una gran cantidad de agua, que además va inyectada con productos químicos muy tóxicos que contaminan el suelo y los acuíferos, dejando las reservas hídricas muy mermadas y contaminadas. Esta debe ser la causa por la que algunos países como Francia y algunas comunidades autónomas como Cantabria y muchos municipios de Burgos y Álava se han declarado en contra del mismo, y en países como Estados Unidos, donde se viene utilizando desde hace unas décadas, se han detectado graves daños en las aguas de consumo humano.

Alguien se preguntará el porqué de la paralización de las exploraciones en los años 80 y su reanudación  en este momento. La   razón es  sencilla como recurrir al precio del gas  y del petróleo en aquellos años y en este momento, que está multiplicado por diez. Lo que entonces no era rentable por el precio de venta, en estos momentos sí que lo es. Pero para quien no sigue siendo rentable es para los habitantes de los territorios donde se realizan las perforaciones, por muchos puestos de trabajo que se creen y muchos ingresos que se aporten a los municipios;  es un poco de pan para unos años y mucha hambre para el futuro, ya que no existe vida sin agua o con aguas muy contaminadas.

Quizás en estas reflexiones esté la causa del silencio en los medios y por parte de las autoridades, pues si se explica y se sabe lo que se va a hacer, es posible que los habitantes de esas localidades no estén dispuestos a pagar un precio tan alto a cambio de unas migajas. Se puede pensar que es una opinión de algunos agoreros que sólo ponen problemas, pero invito a una investigación en cualquier buscador de Internet y cada cual que juzgue, pero con criterio.

*Colectivo Sollavientos


Artículo en el Diario de Teruel:


¿Que es el fracking?