lunes, 28 de diciembre de 2015

RECUPERAR EL TEJIDO SOCIAL, OBJETIVO IMPRESCINDIBLE PARA CONSERVAR EL TERRITORIO.









Teruel es una provincia despoblada y, a su vez, un espacio de oportunidades para encontrar un lugar donde vivir o llevar a cabo un proyecto empresarial. A algunos nos gustaría que las iniciativas de desarrollo  se sustentaran sobre  la conciencia de la identidad que aporta el territorio, garantizando la conservación del  patrimonio y, por qué no, de las tradiciones.
Cuando hablamos de la Custodia del Territorio no debemos pensar en un nuevo concepto. Debemos remontarnos a siglos atrás cuando sobrevivir en él necesitó  de un tejido social no sólo conocedor de los recursos que necesitaba para subsistir, también precisaba saber cómo gestionarlos para hacerlos sustentables en el tiempo. 
Las bases  de ese modelo de organizar el territorio hemos de buscarlas en los pueblos pastores. Se asientan en la búsqueda del consenso en la toma de decisiones y en la cooperación entre los habitantes como fuerza con la que acometer los retos del día a día, en un medio con un clima muy hostil y una orografía difícil, donde el aislamiento incentivó la necesidad de ayudarse unos a otros. Por supuesto, no fue un lugar idílico y existían desigualdades sociales, económicas y de género, que,  probablemente, además de acontecimientos históricos como la última guerra civil, influyeron en que la gente marchara de los pueblos en busca de una oportunidad en los polos industriales del país. 
A lo largo de la historia estas montañas siempre han soportado flujos de población: de colonos atraídos por los favores que otorgaban los fueros a los nuevos pobladores,  de emigrantes  que marchaban hacia lugares donde el clima, la calidad de la tierra y las comunicaciones facilitaban una vida mejor.
El paisaje ha sufrido  hondas transformaciones, con periodos de máxima intensidad en la ocupación que  ha desforestado el territorio,  y periodos de desierto demográfico que  han favorecido la regeneración  de la vegetación natural.
La competencia para los rebaños  de ovejas y cabras   en el uso del pasto son los grandes  herbívoros silvestres; desaparecen éstos y tras ellos los carnívoros, como el lobo. Otros animales llegan para ocupar su nicho. Prosperan pequeñas aves y especies cinegéticas como la perdiz y el conejo; probablemente muchos invertebrados cuya presencia ha pasado  desapercibida porque nadie los ha estudiado. 
El último éxodo rural,  de mediados y la segunda mitad del siglo XX, ha despoblado esta tierra y originado cambios en el funcionamiento de los sistemas naturales. Dejaron de ararse los pequeños bancales en los que no podía trabajar el tractor, la bombona de butano sustituyó en las cocinas a los tocones de carrasca, la globalización ha favorecido la importación de madera, etc.,. Estas son algunas de las causas  responsables de un periodo de máxima expansión del bosque. Bosques de carrasca, quejigos y  pinares se espesan con rebrotes jóvenes; un medio óptimo para  vivir el jabalí,  el corzo y en las crestas calizas las cabras monteses. 
Una sociedad  con ansias de domesticar, convive con un medio que se asilvestra. Y aquí surge un  conflicto de intereses. La ganadería extensiva desaparece, la agricultura se intensifica  y su productividad depende del uso de fertilizantes y del trabajo de  grandes tractores con los que, a fuerza de muchas horas y pocas personas, se  cultivan extensas superficies dependientes de las ayudas  que aporta  la Unión Europea. Nos gusta ver fauna silvestre y nos duele que nos causen daños en los cultivos. También nos molesta  que nos impongan limitaciones con la finalidad de conservar el medio natural: al uso de vehículos a motor, prohibición de hacer fuego para hacer parrilladas de carne, control de acceso a espacios protegidos, etc
Aparecen proyectos turísticos ante la demanda de una población urbana que pide espacios silvestres donde recuperar las sensaciones que la ciudad les roba. Las actividades en torno al turismo no modelan el paisaje, el hombre deja de actuar como jardinero y la naturaleza  explosiona en naturalidad. Esta nueva situación no es ni mejor ni peor, simplemente es diferente. No siempre entendemos este paisaje no domesticado. La apuesta por el turismo obliga a  acometer infraestructuras como respuesta a  sus demandas: destrozar laderas de altas montañas para  extender pistas de esquí o abrir nuevas carreteras para acceder en vehículo a los rincones  recónditos de la sierra, no siempre conscientes de su impacto ambiental y en ocasiones  con presiones políticas para aprobarlas. No sólo se produce daño ambiental, también cambios sociales. El nuevo tejido social de nuestros pueblos, imitando  al modelo urbano, suele desentenderse de actitudes donde la comunidad prima sobre el individuo, dejando en manos del estado-gobierno  la responsabilidad de su gestión y la indemnización por daños y perjuicios.
Los acuerdos, que antaño surgían en la propia comunidad rural para administrarse, hoy precisan de la tutela del Estado. Hay una alta dependencia hacía las ayudas que la Unión Europea ha puesto en marcha para favorecer la ocupación  de territorios rurales, despoblados y con valores naturales, con la vista puesta en la necesidad de conservar la amplia  red de espacios naturales NATURA 2000. Recuperar el consenso como compromiso de todos  para garantizar estos objetivos constituye la base en la que sostenerse los acuerdos de Custodia del Territorio, que la normativa de protección ambiental ha recogido y  que debemos desarrollar  para  llegar a la meta donde el entendimiento entre el campo y la ciudad  favorezca mantener vivos estos ecosistemas, hábitats  naturales con gran  biodiversidad, también un paisaje  en el que vemos reflejado el pasado  que nos identifica.


Ángel Marco
Colectivo Sollavientos






lunes, 14 de diciembre de 2015

"TERUEL POR SI MISMO" PRESENTACION EN LA LIBRERÍA PRIMADO DE VALENCIA

 


Acaso Teruel –su paisanaje– no se merezca el empeño del colectivo Sollavientos, pero el colectivo sí se merece, y de esto no hay duda, la felicitación por esta última década de constante implicación y reflexión, fruto de las cuales es el libro Teruel por sí mismo, selección de artículos de prensa firmados por Sollavientos a lo largo del tiempo que congratula ver convertidos en libro.

Teruel por sí mismo es un volumen que en su formato y en su tipología encierra tres virtudes: es un libro colectivo, nada común en esta tierra de escasa densidad demográfica e intelectualmente propensa al individualismo; es un libro selectivo, decantado, pues los sesenta artículos que recoge se han elegido entre un caudalosos manantial de tinta, conceptos y textos; y es, además, un libro reflexivo, sólido, que supera la volatilidad de la opinión periodística cincelándola en páginas cosidas, permanentes.

Su contenido es variado: por sus diez capítulos desfila el país, el paisaje y el paisanaje de un Teruel interior sobre el que el lector encontrará miradas flexibles y complementarias, un amor a la tierra lleno de matices. Esta variedad permite deslizarse al albur en la lectura. Y es que también es una variedad formal: del artículo de opinión clásico al manifiesto «Geología para una nueva cultura de la tierra», de las conclusiones de una jornadas de estudio al poema que canta la frágil singularidad de un paisaje. Hay en Teruel por sí mismo tanta argumentación como sugerencia. Todos los autores, vinculados de uno u otro modo al territorio, respiran Teruel.

Esta pulsión, que no es menos emocional que científica, constituye una manifestación actual –¿qué más actual que un blog como el de Sollavientos?– del conspicuo regeneracionismo turolense, que cien años después sigue dando frutos. Con la perspectiva del tiempo, veremos que el empeño del colectivo, que late en este libro o en propuestas simultáneas tan sugestivas como el disco Tierra, poemas y música de las esferas, será considerado un hito en la preocupación de algunos turolenses –no tantos, ciertamente, como sería preciso– por el alma y la piel de Teruel, de esta provincia doliente con la que los autores de Teruel por sí mismo están comprometidos.


Toni Losantos




viernes, 11 de diciembre de 2015

ESTO LO CAMBIA TODO

Proyección del documental


"ESTO LO CAMBIA TODO"
​  

 un film de la periodista Naomi Klein basado en el libro: 

​"​
ESTO LO CAMBIA TODO, EL CAPITALISMO CONTRA EL CLIMA
​"​
"Este libro ha sido escrito por una de las más destacadas intelectuales y activistas de la Izquierda norteamericana y que el subtítulo reza El Capitalismo contra el clima.  Lo que se pretende es expresar con claridad y en términos inequívocos que el cambio climático lo cambia, literalmente, todo en la sociedad de hoy.  Amenaza con trastocar la mítica conquista humana de la naturaleza, poniendo en peligro la civilización actual y generando dudas sobre la supervivencia a largo plazo de la especie humana. (leer más....)

(web: noticias de abajo

......................
 - Para ver un avance del documental pincha aquí 
   (o escribe esta direccion web: http://alianza-clima-aragon.blogspot.com.es/p/agenda.html)

- Sitio oficial del documental >  http://thefilm.thischangeseverything.org/
..............................


Dia 14 diciembre 18:30 horas 
Centro Joaquín Roncal (C/San Braulio 5-7, Zaragoza)
Entrada Libre.

​¡ OS ESPERAMOS 
!







jueves, 10 de diciembre de 2015

PRESENTACION EN VALENCIA DE LA PUBLICACIÓN "TERUEL POR SI MISMO"











 El Colectivo Sollavientos ha querido dejar constancia en forma de libro de todo el trabajo realizado desde el inicio de sus actividades en el año 2007. Gracias a la  la Fundación Cultural Bajo Martín, que abre de tiempo y tiempo la caja de las propuestas para que aquellos colectivos, literatos, poetas y artistas puedan proponer alguna actividad publicable y que esta vea la luz, ha sido posible recoger en esta publicación, TERUEL POR SI MISMO, una recopilación de los artículos elaborados.

Era el año 2007 cuando un grupo de turolenses nos juntamos en la capital para hacer pública la constitución de un nuevo colectivo, abierto a todo el mundo y que tenía por el amor al Teruel Interior su razón de ser.

De aquella fecha que parece que fue ayer a la fecha de hoy 252 páginas nos separan. 252 páginas que pudieron ser muchas más pero que tuvimos que reducir para no repetirnos, pero siempre manteniendo a todos los colaboradores, miembros o no del colectivo, que han publicado y apoyado nuestras propuestas.

Porque no es tan habitual que en Teruel surja un grupo comprometido en el que prime el análisis y, sobre todo, las propuestas de futuro.

Se han hecho presentaciones, jornadas de investigación... Se ha participado y se ha apoyado cualquier iniciativa del territorio. Y, sobre todo, se han hecho y se siguen haciendo grandes amigos. Que de eso se trata, para hacer más liviano el pasaje triste de nuestras sombras por este mundo.

Aunque, claro está, había que dejar constancia de lo que se analizaba, se pensaba y se hacía. Y así lo hemos ido haciendo, principalmente, y aunque no sólo, en los medios de comunicación de nuestra provincia (Diario de Teruel y Comarca del Bajo Aragón).El Colectivo ha servido además  para trabajar de una forma que ha servido de ejemplo a otros grupos de la provincia. Sin constitución jurídica y con altibajos, como todos los grupos humanos, ha sido capaz de crear algo de conciencia en una provincia despoblada. En una provincia despoblada donde es más que difícil hacerse eco aunque el eco lo inunde todo.

Agradecemos desde aquí a la Fundación Cultural del Bajo Martín y a la Editorial Comuniter por recoger todo este trabajo, prologado por otro de los grandes personajes del Teruel Interior, Eloy Fernández Clemente.








lunes, 30 de noviembre de 2015

VIVIR EN SOLEDAD DURANTE 45 AÑOS





vídeo
/ Youtube

Vivir en soledad durante más de 45 años

  • Una pareja de ancianos son los únicos habitantes de un pueblo turolense limítrofe con Castellón

  

Un pueblo para dos habitantes. Sinforosa Sancho (79 años) y Juan Martín Colomer (82 años) participaron en reportaje en el que ambos aseguraran que desde hace más de 45 años son los dos únicos pobladores que habitan en La Estrella, aldea ubicada en Teruel.
Según aseguran en el vídeo, La Estrella contaba con 200 habitantes aproximadamente. Sin embargo en 1936, a raíz de la Guerra Civil sus habitantes se fueron yendo en busca de una vida mejor.
Esto ancianos del clip de YouTube, además, atestan tener un hijo, que actualmente vive con su mujer en Villafranca, a pocos kilómetros de La Estrella. Sin embargo, ellos prefieren estar solos y dedicarse por completo al cuidado de sus tierras y a la alimentación de sus animales.










domingo, 22 de noviembre de 2015

SIBELCO Y SUS BUENAS PRÁCTICAS



Mina de Arcilla en Galve (Teruel)


Ivo-Aragón*, Mª José Izquierdo Borao*, Gonzalo Tena Gómez*, Olga Estrada Clavería*, Javier Oquedo*

¿Acuíferos, restauración de terrenos, impacto visual, proyectos honestos, respeto por el patrimonio, honradez con las personas… compromiso con el territorio? Hace pocas fechas pudimos leer en Diario de Teruel acerca de las buenas prácticas de Sibelco a la hora de realizar el seguimiento del patrimonio paleontológico de su explotación de Galve. Hay algo que decir al respecto. Y del resto, más todavía.

En la mina en cuestión, debido a la naturaleza del yacimiento, tiene que haber un control de los restos paleontológicos que aparecen. Es decir, que Sibelco está obligada a hacer aquello de lo que presume. Podemos afirmar que es una buena práctica en tanto en cuanto cumplir con la ley lo es. No hay más merito, aunque conociendo el historial de esta empresa, o su antecesora, WBB-Sibelco, es un avance. No obstante, todavía le queda mucho, no ya para presumir, sino para cumplir con el mínimo de las normativas que le conciernen. También es cierto que las administraciones y organismos públicos que velan por la gestión minera y medioambiental podrían ayudar a estos señores a mejorar.

Llama la atención un panel instalado en la mina en cuestión con el título “El yacimiento de arcillas de Galve: geología, minería y protección del patrimonio paleontológico”. La expresión protección del patrimonio es tan sugestiva como falaz en este caso. A los pies del lector se abre una vastedad de laderas destruidas, suelo erosionado e irrecuperable: ni cultivos, ni pasto; nada. Territorio muerto. Nada de eso tendría que ser así: tendría que estar restaurado. En 2008 el INAGA instó a la empresa a “reelaborar o presentar un nuevo Diagnóstico Ambiental” que contemplara “un nuevo plan de restauración” que incluyera “medidas preventivas y correctoras”. En él, entre otros puntos, se debían adecuar las medidas de restauración “a las nuevas técnicas existentes” concretando la situación de “las áreas alteradas, especialmente las escombreras sin restaurar” y establecer unos objetivos claros “tanto de la zona ya explotada como de la prevista explotar en el futuro”.

Hoy sabemos cuál es la realidad. ¿Exactamente de qué presume Sibelco? La respuesta que dan es la viva imagen del compromiso total de la multinacional con el territorio y sus gentes, algo así como: es que esa destrucción no la hicimos solo nosotros. Es cierto que la mina la abrió Arcillas Galve, cuando unas quince familias vivían de aquello, pero también que con esa contestación lo que Sibelco está diciendo es: compramos a Arcillas Galve el derecho a enriquecernos, pero no las responsabilidades medioambientales que conlleva (y de paso ya no vive casi de nadie de la mina en el pueblo). ¿Acaso tendrán que hacerse cargo de dichas responsabilidades los contribuyentes, que no son responsables de nada y no se benefician en nada, y que solo asumen las pérdidas del desastre ambiental?

La anterior pregunta nos lleva a otra, ¿para cuándo una restauración que cumpla al menos las exigencias del INAGA? Y en su contestación no cabe engañarse: no existen experiencias satisfactorias de restauraciones de canteras de arcilla en las tierras altas de Teruel, donde las condiciones ambientales son muy adversas. Le queda muchísimo trabajo a Sibelco en I+D+i para poder colocar un panel titulado “Minería sostenible y restauración ambiental”, porque un protocolo de restauración adecuado a la crudeza del entorno no se improvisa sobre un papel, sino que se genera tras años de pruebas sobre el terreno, algo que a la luz del desastre que puede verse en Galve, no existe. El día que eso ocurra lo aplaudiremos.

Entretanto, la pretendida imagen de Sibelco de protectora del patrimonio sabemos que solo es un barniz incapaz de cubrir sus vergüenzas, que también incluyen el subempleo y hacer trampas: esconder sondeos que demuestran que sus minas afectarían a acuíferos, obviar yacimientos arqueológicos o tergiversar cálculos para esquivar la aplicación de la normativa ambiental. Por supuesto, también saben jugar fuerte. Buena cuenta pueden dar de ello en Aguilar del Alfambra, donde resisten a la apertura de una mina de Sibelco desde 2008. Allí los propietarios de las parcelas recibieron llamadas de la empresa con una seria advertencia (¿amenaza?): si no les vendían sus tierras al precio que les ofrecían, se las expropiarían y no verían ni un euro. El simple gesto es feo, pero sin duda lo peor es que tal vez eso se pueda hacer (gracias a una ley del franquismo) si el recurso minero es petróleo, oro, cobre…, no arcilla, que la hay en todos lados. 

Y volvamos al principio, al seguimiento paleontológico en la mina de Sibelco de Galve. Sabemos que los restos aparecen con facilidad. Sin embargo, se mueven muchas toneladas. ¿Está todo el patrimonio —de los ciudadanos, riqueza nuestra— a salvo, controlado, qué se ha destruido por el camino? ¿Qué ha sucedido con el yacimiento de icnitas de San Cristóbal, del cual solo se conoce la copia de una pequeña parte? No se sabe. ¿Compensa el destrozo a cambio de extraer una materia tan abundante y barata como la arcilla, y cuyos beneficios, encima, vuelan de Teruel? ¿Se puede compatibilizar minería y patrimonio paleontológico cuando este es tan rico? Son cuestiones pertinentes en relación a la actividad de una multinacional que en 2009 sostuvo que en la minería aragonesa existía inseguridad jurídica para llevar a cabo la actividad empresarial. ¡Inseguridad jurídica!, cuando Sibelco no restaura teniendo que hacerlo. ¿Habrá que plegarse sin más a los intereses de Sibelco, a sus desastres, a sus prácticas incalificables, porque tienen a bien instalar un cartel birrioso como diciendo “veis como vale la pena”?

*Colectivo Sollavientos.








domingo, 15 de noviembre de 2015

ECO DE LA PRESENTACIÓN DE "TERUEL POR SI MISMO", EN TERUEL Y ANDORRA



El viernes 6 de noviembre  la Librería Senda de Teruel  presentó el libro y el . El sábado 7 de noviembre el Centro ITACA de Andorra hacía de anfitrión.
La prensa local (Diario de Teruel, Heraldo de Aragón y La Comarca)  se hizo eco de los respectivos actos. Adjuntamos recortes de prensa y enlace con acceso a la noticias publicadas.
Toni Losantos, profesor de literatura en el IES Vega del Turia y escritor turolense,  presentó la publicación en la Librería Senda. Sus palabras ponen en valor nuestra publicación, y como autores nos sentimos elogiados.  Le hemos pedido  poder publicarlo, y a continuación transcribimos el texto, un regalo que queremos agradecer publicándolo en el blog.


6 nov 2015
Librería Senda. Teruel.

Acaso Teruel –su paisanaje– no se merezca el empeño del colectivo Sollavientos, pero el colectivo sí se merece, y de esto no hay duda, la felicitación por esta última década de constante implicación y reflexión, fruto de las cuales es el libro Teruel por sí mismo, selección de artículos de prensa firmados por Sollavientos a lo largo del tiempo que congratula ver convertidos en libro.

Teruel por sí mismo es un volumen que en su formato y en su tipología encierra tres virtudes: es un libro colectivo, nada común en esta tierra de escasa densidad demográfica e intelectualmente propensa al individualismo; es un libro selectivo, decantado, pues los sesenta artículos que recoge se han elegido entre un caudalosos manantial de tinta, conceptos y textos; y es, además, un libro reflexivo, sólido, que supera la volatilidad de la opinión periodística cincelándola en páginas cosidas, permanentes.

Su contenido es variado: por sus diez capítulos desfila el país, el paisaje y el paisanaje de un Teruel interior sobre el que el lector encontrará miradas flexibles y complementarias, un amor a la tierra lleno de matices. Esta variedad permite deslizarse al albur en la lectura. Y es que también es una variedad formal: del artículo de opinión clásico al manifiesto «Geología para una nueva cultura de la tierra», de las conclusiones de una jornadas de estudio al poema que canta la frágil singularidad de un paisaje. Hay en Teruel por sí mismo tanta argumentación como sugerencia. Todos los autores, vinculados de uno u otro modo al territorio, respiran Teruel.

Esta pulsión, que no es menos emocional que científica, constituye una manifestación actual –¿qué más actual que un blog como el de Sollavientos?– del conspicuo regeneracionismo turolense, que cien años después sigue dando frutos. Con la perspectiva del tiempo, veremos que el empeño del colectivo, que late en este libro o en propuestas simultáneas tan sugestivas como el disco Tierra, poemas y música de las esferas, será considerado un hito en la preocupación de algunos turolenses –no tantos, ciertamente, como sería preciso– por el alma y la piel de Teruel, de esta provincia doliente con la que los autores de Teruel por sí mismo están comprometidos.


Toni Losantos


El Centro ITACA  acogió una exposición de las ilustraciones con las que Juan Carlos Navarro ha  enriquecido el texto de muchos de los artículos publicados por el Colectivo Sollavientos.


Publicación del Diario de Teruel


Publicación del  Heraldo de Aragón


Publicación de la Comarca.

lunes, 9 de noviembre de 2015

DESPETARES Y OTRAS ACTIVIDADES EN EL CENTRO ITACA DE ANDORRA

El lunes 16 de noviembre a las 18:30h tendrá lugar la presentación de una exposición singular, “DESPERTARES.............Naturaleza a través de los sentidos”, una muestra del Taller “Arte y Naturaleza” realizado durante el curso 2014-2015 en el Cea Ítaca y organizado en colaboración con la Universidad Popular de Andorra.
¡Os esperamos!







  Más información: “DESPERTARES”




Del  30 de noviembre al 15 de diciembre se realizará un curso organizado por IFES Aragón (Instituto de Formación y Estudios Sociales) http://www.ifesaragon.com/ en colaboración con el Cea Ítaca.
El curso, gratuito, "AGRICULTURA ECOLÓGICA Y PRODUCCIÓN INTEGRADA" está dirigido a personas en activo relacionadas con el sector agrario  y a desempleadas.






                                                                                                                                       
 Toda la información: AGRICULTURA ECOLÓGICA

miércoles, 4 de noviembre de 2015

PRESENTACION EN LA LIBRERIA SENDA DE "TERUEL POR SI MISMO" Y "MUSICA DE LAS ESFERAS"

El viernes 6 de Noviembre, a las 19:30 horas, en la Libreria Senda de la ciudad de Teruel  (Calle Amantes), presentamos el libro, recopilación de artículos del Colectivo Sollavientos:



TERUEL POR SI MISMO






En el mismo acto se  presentará también el  el CD/Disco Libro:

CD MUSICAS DE LAS ESFERAS



martes, 27 de octubre de 2015

CRÓNICA DE UNA FIESTA ANUNCIADA: LA VII DEL CHOPO CABECERO




Gonzalo Tena Gómez*

Esta vez, fue en Aliaga. Era ineludible, dado el impresionante bosque de galería de chopos añejos, muchos centenarios, en las riberas del Guadalope y su afluente, río de La Val. Y también porque su gente sabe valorar este patrimonio natural y cultural y está dispuesta a protegerlo y promocionarlo.

Como en una de las celebradas novelas de García Márquez, todo el mundo sabíamos los hitos del día y su desenlace, en nuestro caso feliz, pero no podíamos sustraernos a acudir y participar, porque la conmemoración, la propuesta y la villa se lo merecían; por nuestra identificación con una reivindicación cultural y medioambiental en torno a esta riqueza heredada, y, quizás, atraídos también por el realismo mágico que destilan esos troncos fantasmagóricos de los verdaderos protagonistas de la jornada.  Así, conseguimos configurar la edición más concurrida de las siete llevadas a cabo (Aguilar del Alfambra, Torre los Negros, Valdeconejos, Ejulve, Cuencabuena-Lechago, Blesa-Huesa del Común y Aliaga).

A las 10 de la mañana comienza a desarrollarse el programa: recepción, bienvenida y presentación junto al pabellón municipal. A continuación, congregados en el campo de fútbol, con el decorado de fondo del pliegue serpenteante de La Olla, estructura tectónica de importancia mundial y “escultura de la naturaleza”, se nos recuerda que Aliaga es la cuna de la divulgación geológica en España, y que el río se lo cogió con calma: 5 millones de años para excavar el valle retorcido (‘alhulga’) que alberga a sus habitantes, entre los que se encuentran nuestros queridos y amenazados chopos cabeceros, ataviados estos días de amarillo otoñal (“Amarillea todo…”, recitaba Labordeta).

Después, la numerosa comitiva, riada humana, integrada por forasteros (incluyendo a un “tree hunter” inglés, Robert McBride, que “vive y respira árboles”) y locales, enfila la calle Mayor y sale de la población en dirección hacia Ejulve. Nueva parada en un nuevo mirador para contemplar y escuchar acerca de la Peña del Barbo-Estrecho de la Aldehuela, Monumento Natural.  Avanzamos con la protección de una ambulancia en la cabecera y la de un vehículo de la guardia civil en la cola. Abandonamos el asfalto y nos introducimos en la ribera del Guadalope, en su margen izquierdo, en sentido ascendente. Paseo plácido de día sin sol entre los gigantes homenajeados. Ya próximos a la ermita, debajo del antiguo puente, nueva lección, de etnografía, con el tema del aprovechamiento ancestral de la madera de los Populus nigra, adobado con notas de la ecología del escenario.

Una vez en la explanada cerca del Hotel El Molino Alto, hábiles trepadores, con sus pertrechos,  proceden a representar el llamativo espectáculo de la escamonda de dos chopos, sierra mecánica en mano. Innumerables objetivos fotográficos –incluido el de Carlos Pérez Naval, de 10 años, natural de Calamocha, premio Wildlife Photographer of the Year-   enfocan las fases de la labor. Son plantados cinco nuevos ejemplares.

Antes de la comida multitudinaria (363 comensales), se inaugura una hermosa exposición con las obras del II Concurso de Fotografía sobre el Chopo Cabecero, cuyo fallo se pronunciará más tarde.  En la sobremesa, presentación de la Entidad de Custodia del Territorio para la Conservación del Chopo Cabecero, ahora coreamos a modo de himno de la fiesta “Somos, como esos viejos árboles…” (el espíritu de Labordeta se enseñorea del pabellón).  Dos representantes de la prestigiosa revista Quercus recogen el título de Amigo del Chopo Cabecero 2015. Escuchamos a la presidenta de Salvemos Aliaga y al alcalde.

Y empieza el baile, amenizado por Bucardo Folklore Aragonés, formación continuadora  de la tradición de los gaiteros. Sobre suelo irregular un corro selecto de ágiles danzantes y algunos patosos nos divertimos de lo lindo.

Nuestro reconocimiento a la buena y entregada organización de la jornada.


* Colectivo Sollavientos

jueves, 22 de octubre de 2015

PAISAJE INTERIOR, UN RECORRIDO EMOCIONAL POR LA TIERRA TUROLENSE

publicado por: http://www.naturaxilocae.blogspot.com.es/

Estas semanas está siendo presentado el disco "Tierra, poemas y música de las esferas". Es un disco muy especial, elaborado por artistas que también son geólogos y por geólogos que al tiempo son artistas, a los que se suman poetas, músicos, fotógrafos y otros creadores de belleza y de ciencia. Es un disco al que le dedicaremos un artículo en breve.
Dentro de las dieciocho canciones que contiene, y a modo de avance, queremos publicar la letra de "Paisaje interior", cuya letra y música es obra de José Luis Simón, y del audiovisual que para la presentación del disco realizada en Monreal del Campo el pasado domingo elaboró Uge Fuertes con sus fotografías. También algunas fotos. Pero no su combinación. Y nos emocionó.

Mi tierra no conoce galernas ni mareas.
entera la recorren arroyos de agua seca.
Cuando entre las sabinas sople la ventolera, 
no dejaré que pueda conmigo la tristeza.
Cuando por los poyales se levante la niebla,
vendré andando el camino con la esperanza a cuestas.
La encontraré serena, la encontraré despierta.

Mi tierra no se ciñe a inútiles fronteras,
sus sierras son ventanas y veredas abiertas.
Los morrones se asoman al umbral de la muerte,
los cabezos dibujan cuerpos adolescentes.
Los vales nos cobijan, los valles se retuercen, 
u en medio de su vientre, a vista de paloma, 
una fuente que drena la negra cordillera.

Para escuchar silencios, mi tierra a veces calla,
carlistas y templarios acunan sus fantasmas.
Pero despierta, airada, cuando le duele el aire, 
y levantan sus voces los ríos y los árboles;
conmueven sus entrañas a golpe de tambores, 
y hasta el carbón estalla en humos de gigante
para gritar al cierzo que este paisaje existe.

Acaricio las canas del viejo Javalambre, 
y bajo el cinglo roto bebo su agua de madre.
Cuando entre las sabinas sople la ventolera
no dejaré que pueda conmigo la tristeza;
cuando por los poyales se levante la niebla vendré
andando el camino con la esperanza a cuestas.
La encontraré serena, la encontraré despierta.

PULSA en el enlace para acceder al vido:  https://vimeo.com/142922628



José Luis Simón: voz, guitarras.
Araceli Cereceda: voz.
Reyes Giménez: violín.
Coro: Marcos Aurell, Mª Eugenia Díes, Goyo Galán, Luis Germán, Adriana Rodríguez, Mª Luisa Sierra, Ruth Soto, Enrique Tordesillas.
Fotos y montaje: Uge Fuertes.

domingo, 11 de octubre de 2015

PRESENTACION EN LA CIUDAD DE TERUEL DEL DISCO-LIBRO "MUSICA DE LAS ESFERAS"




































































El próximo VIERNES 16, a las 19:00 HORAS, en la IGLESIA DE SAN PEDRO de TERUEL, se presenta en Teruel el disco-libro ‘TIERRA. POEMAS Y MÚSICA DE LAS ESFERAS’. Se trata de una charla-concierto, protagonizada por el grupo musical O’CAROLAN y organizada por la Fundación Amantes de Teruel. 

Un proyecto geológico-poético-musical, extremadamente original en su concepción, que ha sido  acometido entre un amplio colectivo de personas, y muy enraizado en Teruel, tanto por su contenido como por la procedencia de algunos de los autores e intérpretes. Además, numerosas entidades y asociaciones turolenses han colaborado en su edición: Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, Geoparque del Maestrazgo, Parque Geológico de Aliaga, Centro Ítaca de Andorra, OTUS-Ecologistas en Acción Teruel, Asociación de Amigos del Río y Espacios Naturales (Alcañiz), Asociación ‘El Bergantes no se toca’ (Aguaviva), CEN ‘Las Santas’ (Allepuz) y Colectivo Sollavientos.


Más información en la página web de la Fundación Amantes de Teruel

http://www.amantesdeteruel.es/programa.php

También en: http://www.geologianuevaculturadelatierra.blogspot.com



sábado, 10 de octubre de 2015

VII FIESTA DEL CHOPO CABECERO







De nuevo se celebra, un año más, la Fiesta del Chopo Cabecero. Un día de encuentro  con  la identidad de un territorio, con la voluntad de conservar un paisaje sobre el que su población se identifica.

jueves, 8 de octubre de 2015

UTILIDAD Y PROMOCIÓN DEL PATRIMONIO DE LA BATALLA DE TERUEL








Gonzalo Tena Gómez*

¿Os imagináis a Robert Capa, el legendario fotógrafo, con su Leica colgando del cuello, sorteando escombros por las calles y edificios de Teruel, defendida por las tropas republicanas, en pos de conseguir instantáneas históricas? ¿Y a Ernest Hemingway en el Mansueto enseñando a manejar el fusil a un soldado? ¿Y a Dolores Ibárruri, Pasionaria, en la Plaza del Torico? 
¿Sabíais que el crudo invierno entre finales de1937 e inicios de 1938, cuando tiene lugar la Batalla de Teruel, produjo 15000 bajas por congelación (contando muertos y amputados), entre los dos bandos contendientes? ¿Que el fenómeno de la inversión térmica tuvo mucho que ver con esta tragedia añadida? ¿Que 12000 personas fueron evacuadas esos días, la mayor parte de la población de la ciudad de Teruel, que tardaría muchos años en recuperarse? ¿Que la última carga de caballería de la historia española -2000 jinetes del general José Monasterio- bordeó el río Alfambra por aquellos días? 
Ninguna placa o panel, ni exposición ni museo -¿Para cuándo el Museo de la Batalla de Teruel?-  hace alusión a estos destacados hechos, pero sí nos los recuerda el periodista y meteorólogo Vicente Aupí en su libro recientemente publicado El General Invierno y la Batalla de Teruel, de lectura obligada para turolenses y gente interesada por los avatares de la Guerra Civil, que tanto nos ha marcado.
El libro citado pone en evidencia uno de los episodios más encarnizados e inhumanos de la contienda fratricida, en medio de un invierno extraordinariamente frío, con el mayor índice provincial de muertes por cada mil habitantes, según algunos historiadores y con una terrible tributo de sufrimiento infantil. Y en medio de la atroz adversidad y el frío insoportable, aun hubo lugar para la expansión poética:      
                                                                                                          
A ratos, entre las nubes, aparecía la Luna; entonces podíamos contemplar una imagen verdaderamente maravillosa del paisaje, con colinas de plata y profundos barrancos negros. Teruel, al otro lado del valle del Turia, parecía la maqueta en hielo de una ciudad soñada… (Cita de un requeté del Tercio de Montejurra, del 1 de Enero de 1938, recogida en el libro).                               
Por una vez, imágenes y crónicas de Teruel aparecieron en importantes medios internacionales: las revistas Life y Newsweek, los diarios Ce Soir, The Daily Telegraph, The Times, Daily Express, Daily Mail, Izvestia y The New York Times, y nacionales: Heraldo de Aragón, El Mercantil Valenciano,  Las Provincias, ABC y La Vanguardia.  
                                                                    
La nómina de reporteros gráficos que enfocaron aspectos de la tragedia también es destacada: Además de R. Capa, H. Buckley, H. Randall, D. Seymour, W. Reuter, Kati Horna, L. Vidal Corella, “Campúa”, A. Centelles, etc.
Aunque disponemos de bibliografía sobre itinerarios por la batalla de Teruel, debida a Alfonso Casas Ologaray, y sobre vestigios de la Guerra Civil en nuestra provincia, gracias a Pedro Rodríguez Simón y Pedro Pérez Esteban, no podemos aún hablar sobre iniciativas como la de Jérica, en el Alto Palancia,  que ha recuperado, en su pedanía de Novaliches, un itinerario de 12 kilómetros con las fortificaciones construidas en la zona durante el enfrentamiento
Trincheras reconstruidas, rutas señalizadas,  visitas guiadas, montaje de exposiciones, creación de museos, constitución de asociaciones… Todo contribuiría a convertir el patrimonio de la Batalla de Teruel en un recurso cultural y económico-turístico, compaginable con el disfrute y observación del medio natural, en pos del fomento de la Memoria Histórica. 


* Colectivo Sollavientos








jueves, 10 de septiembre de 2015

CREACIÓN DE UN COLECTIVO CIENTÍFICO Y DE OPINIÓN: 'GEOFORO POR UNA NUEVA CULTURA DE LA TIERRA’








Con motivo del ciclo de mesas redondas sobre “Geología para la Sociedad el Conocimiento” organizado en el Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza la pasada primavera, se suscitaron entre colegas de diferentes ámbitos (Administración, empresas, Universidad, Colegio profesional) interesantes debates a propósito de la consideración social de la Geología, y también de los roles y las actitudes que los profesionales e investigadores adoptamos o podríamos adoptar en una sociedad situada en una difícil encrucijada. En ese ciclo se han aireado problemas y conflictos, algunos recientes, otros que vienen de muy atrás. Su denominador común es la poca racionalidad y rigor con que la sociedad y la administración gestionan el conocimiento geológico, y las consecuencias a veces desastrosas que tal ignorancia acarrea.

Vimos conveniente que quienes compartimos estas preocupaciones mantengamos un contacto más o menos permanente para poder actuar de forma coordinada o mostrar visiblemente nuestras opiniones ante la sociedad y la Administración. A modo de ejemplo, cuando en una de las sesiones del ciclo abordamos el Decreto de protección de los Lugares de Interés Geológico de Aragón, se suscitó la necesidad de que, desde los colectivos científicos allí representados, se reclamase un desbloqueo del mismo y un compromiso efectivo de nuestra administración autonómica con el patrimonio y la cultura geológica.

En este contexto nace GEOFORO POR UNA NUEVA CULTURA DE LA TIERRA, un colectivo o grupo de opinión, en principio, sin personalidad jurídica, abierto a la participación de cualquier profesional, investigador, profesor o estudiante vinculado al ámbito de las ciencias y técnicas relacionadas con el conocimiento y la gestión del territorio: geología, geografía, ecología, biología, hidrología, ciencias ambientales, ingeniería civil o industrial, etc… Un total de 80 personas de estos ámbitos científicos y profesionales forman inicialmente el colectivo.

Sus OBJETIVOS son:
1) Actuar como ‘observatorio geoambiental’, recogiendo y procesando información sobre situaciones y casos concretos relacionados con el patrimonio geológico, los recursos naturales, los problemas medioambientales y de sostenibilidad, los riesgos naturales, la ordenación del territorio, la construcción de infraestructuras y sus impactos, o la gestión hidrológica, entre otros. 
2) Propiciar un debate interno multidisciplinar sobre esos mismos temas y sobre sus implicaciones sociales.
3) Transmitir a la sociedad nuestras opiniones y reflexiones, así como conocimientos útiles a nivel divulgativo, a través de los medios de comunicación, publicaciones, charlas u otras actividades.
4) Actuar ante las instancias políticas y administrativas mediante los cauces de participación ciudadana, para tratar de contribuir a que este tipo de problemas se afronten de una forma racional y teniendo en cuenta la mejor información científica disponible. 

Su ámbito de actuación es, en principio, el territorio de Aragón, sin excluir actuaciones en territorios cercanos con problemáticas comunes.


CONTACTO: 

José Luis Simón: jsimon@unizar.es - Tel. 976 76 10 95 – 638 49 87 24 
Antonio M. Casas: acasas@unizar.es - Tel. 976 76 20 72– 616 96 56 23
Óscar Pueyo: opueyo@gmail.com

Dpto. de Ciencias de la Tierra

Universidad de Zaragoza