lunes, 22 de septiembre de 2008

ALIAGA Y LA TÉRMICA DE CINCA VERDE



La empresa Cinca Verde, S.L.U., filial de Neoelectra, tiene en Aliaga una central térmica que produce electricidad quemando gas natural. Este proyecto lleva varios años siendo objeto de una fuerte polémica, cuyo capítulo más reciente ha sido la denegación de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) por parte del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, INAGA. Algunos miembros del Colectivo Sollavientos han intervenido en el proceso de alegaciones, a título individual o como miembros de otras asociaciones, movidos por el interés de nuestro grupo en la conservación del patrimonio natural de la zona y en su desarrollo racional, y por ello han sido objeto de severas críticas por parte de personas favorables a la empresa. Con este artículo pretendo resumir y aclarar la situación para los que no la conozcan. Un borrador del artículo ha sido enviado al INAGA y al Ayuntamiento de Aliaga, que no han contestado; a Cinca Verde, que ha declinado con amabilidad hacer comentarios, y a los alegantes al proyecto, que han hecho algunas observaciones.

La central se encuentra en la orilla derecha del río Guadalope, unos 8 km aguas abajo de Aliaga, en un barranco al lado del paraje de Boca Infierno, a 935 m de altitud y en las coordenadas 30T 700610E 4507247N. Las instalaciones ocupan unas cuatro hectáreas, de las cuales una décima parte corresponde al edificio de la central, de una altura equivalente a dos plantas, y el resto se dedica a piscinas para peces, almacén al aire libre y usos diversos. En la página www.sigpac.mapa.es se pueden ver una fotografía aérea reciente del lugar y un mapa topográfico, mientras que Google Earth permite navegar viendo el relieve del paraje desde varios ángulos y alturas. La industria da trabajo directo a diez personas e indirecto, según parece, a otras cinco. Ha recibido subvenciones públicas y fue la razón principal de la construcción del ramal del gasoducto a Aliaga.

Salvo error, los hechos han ocurrido del modo que sigue:

• 16.02.1996. La empresa Truchas del Cinca, S.A. pide una subvención al Ministerio de Industria y Energía para la planta de Aliaga, pretendiendo instalarla en principio donde la antigua central térmica. Se le conceden 453 millones de pesetas.

• 01.10.1996. La empresa Salmónidos y Derivados, S.L., sucesora de la anterior, obtiene autorización para instalar una planta de cogeneración de 22 MW de potencia, del mismo orden que un parque de aerogeneradores. El proyecto pretendía crear 44 puestos de trabajo con una central térmica, una planta de transformados de productos piscícolas y una piscifactoría de perca y trucha, que aprovecharía el agua caliente producida por la central (de ahí el nombre de “cogeneración”, referido al aprovechamiento conjunto de electricidad y calor).

• 11.01.1999. Cambia la titularidad a Cinca Verde, S.L., empresa que también se ha llamado Courant Energies Aliaga, S.L.U y Neoelectra Aliaga, S.L.U. Dicha sociedad pertenece a la compañía francesa Neoelectra, que tiene numerosas plantas en el país vecino y cinco en España (ver www.neoelectra.eu).

• 17.05.1999. La empresa pide autorización al Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón para instalar la piscifactoría, con una producción prevista de 380.000 kg de trucha y perca al año. Se situaría en el emplazamiento finalmente elegido de la masía Estrecho Bajo.

• 14.06.1999. La Dirección General de Industria y Comercio autoriza la planta de cogeneración.

• 16.03.2000. Se somete a información pública la solicitud de concesión de un caudal de 930 litros/segundo. Presentan alegaciones el Ayuntamiento de Villarluengo y varias organizaciones.

• 18.03.2000. La recién creada Plataforma para la Defensa del Guadalope, formada por diversas asociaciones, ayuntamientos y particulares, realiza una marcha hasta el paraje donde se han iniciado las obras. Representantes del Ayto. de Aliaga y personas a favor de la industria se presentan en el acto, que debe ser suspendido.

• 29.05.2000. Se autoriza una pequeña ampliación de la potencia de la central, hasta 25 MW.

• 14.06.2000. El SEPRONA denuncia a la empresa por la tala sin permiso de más de cien chopos y pinos, producida con las primeras obras de limpieza y explanación del terreno. El Servicio Provincial de Medio Ambiente tiene tres expedientes sancionadores abiertos por similares causas y la Confederación Hidrográfica del Ebro (C.H.E.) inicia otros dos.

• 20.08.2000. Manifestación de unas 400 personas en Aliaga a favor de la planta.

• Octubre de 2000. La Comisión Provincial de Ordenación del Territorio aprueba la concesión de licencia urbanística, condicionada a los permisos de Medio Ambiente y de la C.H.E. Es una autorización singular atendiendo al interés público y social, a pesar de estar en suelo no urbanizable especial.

• 20.02.2001. El diputado autonómico Sr. Lacasa pide explicaciones al Gobierno de Aragón sobre las afecciones ambientales del proyecto.

• 01.03.2001. La empresa renuncia a la subvención primera de 453 millones de pesetas.

• 28.05.2001. Orden del Departamento de Medio Ambiente por la que se autoriza la piscifactoría con treinta condiciones, que venían a suplir la declaración de impacto ambiental que en su momento no fue requerida. Destacan: no se permite tomar agua del río cuando el caudal sea menor de 300 l/s y siempre respetando un caudal ecológico del 25%; no se permite calentar el agua del Guadalope más de 1,5 grados (lo cual anula en la práctica el beneficio de la cogeneración); las obras estarán terminadas el 30.06.2003 y se recuerda que la autorización para la toma de aguas debe darla la C.H.E.

• 13.06.2001. El Ayto. de Aliaga otorga la licencia de Actividad y de Obras.

• 27.07.2001. Boletín de las Cortes Generales. En respuesta al diputado Sr. Labordeta el gobierno indica que Cinca Verde ha solicitado varias subvenciones que están pendientes de resolución.

• Septiembre de 2002. La planta comienza a vender su electricidad. También se han construido una piscifactoría, que no llegará a funcionar, y un azud en el Guadalope para la captación de caudal, éste último sin autorización. El gas natural se trae con camiones.

• 04 y 18.07.2003. La empresa rebaja la solicitud de agua de 930 a 300 l/s, pidiendo dedicarse ahora a la cría de esturión y trabajar en circuito cerrado.

• 23.09.2003. La C.H.E. deniega el uso del caudal de 930 l/s pedido en un principio, porque el río Guadalope no dispone de él. Se recuerda que la central tampoco tiene autorización para verter aguas al río y se ordena la demolición del azud, que a fecha de hoy sigue construido.

• 13.11.2003. El Departamento de Medio Ambiente suspende de forma temporal su autorización para la central térmica, hasta que se resuelva la concesión de uso de aguas del rio.

• 17.11.2003. El BOE publica la aprobación de una subvención de 525.000 euros para el proyecto. No he podido llegar a saber la cifra total de subvenciones recibidas por la empresa.

• 08.07.2004. El Director Gral. de Energía y Minas autoriza a la térmica a funcionar pero sólo con agua en circuito cerrado y durante seis meses, advirtiendo que serán sometidos a inspección.

• 07.12.2004. El Gobierno de Aragón autoriza la construcción del ramal a Boca Infierno del gasoducto de las Cuencas Mineras, del cual pensaba suministrarse Cinca Verde. El gasoducto se construye, pero no llega a la central térmica por no disponer de permiso para cruzar el río Guadalope; se queda a una distancia de 150 m.

• 13.07.2006. Se produce una fuga de gas y vapor de agua en el recinto de la industria por el fallo de una válvula, por lo que se movilizan los medios de emergencias oportunos.

• 26.07.2006. La diputada Yolanda Echeverría pregunta al Gobierno de Aragón por la planta de cogeneración y el abastecimiento a la piscifactoría. La respuesta del consejero de Industria finaliza indicando que la empresa no es viable económicamente y que Cinca Verde está estudiando el cierre y su sustitución por otra actividad.

• 17.09.2006. Entra en vigor la Ley 7/2006 de Protección Ambiental de Aragón, que obliga a la planta a obtener la Autorización Ambiental Integrada.

• 29.12.2006. La empresa presenta un nuevo proyecto al INAGA para obtener la AAI. La piscifactoría y la planta de transformados ya no se contemplan y ahora se pide autorización para la central térmica existente. El proyecto se somete a consultas e información pública.

• 05.03.2007. El INAGA somete a Evaluación de Impacto Ambiental un nuevo proyecto de instalación de una planta aneja de recuperación del gas CO2 procedente de la combustión del gas natural, para venderlo para uso alimentario (refrescos, cava y cervezas). Se prevén otros dos puestos de trabajo directos más cinco indirectos. La planta sería proyectada por Carboneco Aliaga, S.L., empresa filial de Neoelectra especializada en recuperación de gas carbónico.

• 2007. Presentan alegaciones a la AAI un grupo de profesores e investigadores del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza, la Asociación para el Desarrollo de Montoro de Mezquita, Comisiones Obreras y Ecologistas en Acción. Sus aspectos más relevantes son:

o La ubicación es inadecuada por estar en un entorno designado como Lugar de Interés Comunitario (LIC) “Muelas y estrechos del río Guadalope” y Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) “Río Guadalope-Maestrazgo”. Asimismo se encuentra dentro del Plan de recuperación del quebrantahuesos y del Plan de recuperación del cangrejo de río común, y figura en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Aragón y en el ámbito del Parque Geológico de Aliaga.
o Se desconoce por qué no se sometió el proyecto inicial a Evaluación de Impacto Ambiental al ubicarse en suelo no urbanizable especial.
o La instalación genera un impacto ambiental elevado tanto visual como acústico. El impacto paisajístico sobre el LIC es severo, modificando un lugar de gran valor natural con nula integración en el entorno.
o La autorización especial de la Comisión Provincial de Urbanismo ya no tiene sentido, pues los puestos de trabajo ofertados se reducen de 44 a 10 al desaparecer del nuevo proyecto la piscifactoría y la planta de transformados.
o Sin piscifactoría, la central ya no es de cogeneración, origen de beneficios especiales, sino una simple central térmica.
o El gas se trae en camiones desde un lugar lejano, lo cual genera un coste añadido y contaminación, además de carecer de sentido traer de tan lejos un gas para quemarlo y volver a exportar a gran distancia la electricidad producida. (Nota mía: el gas natural es una parte del que se trae licuado desde Egipto al Puerto de Sagunto y de ahí se lleva en camiones a Aliaga, en el último tramo por una carretera estrecha y con curvas que pasa por dentro del pueblo). También se emplean camiones para el abastecimiento de agua y la retirada de residuos, además de los que transportarían el CO2 si finalmente se construyera la planta de recuperación.

Hay que resaltar que las alegaciones no solicitaban el cierre de la industria ya existente, sino la toma de medidas para preservar el medio ambiente y respeto a la legislación.

• 28.06.2007. Se recibe informe favorable de la Dir. Gral.de Calidad Ambiental en cuanto a la no contaminación de suelos por el nuevo proyecto.

• 10.09.2007. El Ayto. de Aliaga emite informe favorable al nuevo proyecto.

• 28.09.2007. La C.H.E. deniega el permiso para verter aguas al rio Guadalope. La empresa tampoco obtiene autorización para tomar aguas del río.

• 08.10.2007. Los técnicos de la Dir. Gral. de Energía y Minas en Teruel inspeccionan las instalaciones, previo aviso por escrito, y comprueban que la piscifactoría no funciona y que tampoco se respeta el régimen de funcionamiento en circuito cerrado.

• 07.11.2007. La empresa presenta alegaciones al INAGA aduciendo que:

o Ha solicitado una nueva concesión de aguas de 20 l/s.
o Mientras tanto se abastece con camiones cisterna y las aguas residuales las lleva también en camiones a un lugar de vertido autorizado.
o Estos movimientos le suponen un gasto notable.

• 10.02.2008. Vuelca cerca de Aliaga un camión de suministro de gas licuado a la planta. No hay daños.

• 22.02.2008. La C.H.E., vistas las alegaciones de Cinca Verde, vuelve a denegar el permiso para tomar o verter aguas al río Guadalope.

• 11.03.2008. La Dir. Gral. de Energía y Minas, después de un proceso de consultas y alegaciones, revoca la condición de instalación de producción de electricidad acogida al régimen especial. Esta condición, derivada de la supuesta cogeneración, es la que produce beneficios económicos y es la razón de la existencia de la planta de Aliaga.

• 22.04.2008. Recurso de alzada de Cinca Verde contra la revocación mencionada. Alega diversos defectos jurídicos y la inviabilidad de la industria si se le retira la condición de productora en régimen especial, por lo cual debería cerrar con el consiguiente perjuicio para Aliaga. Alega también que ya ha realizado el 85% de las inversiones de la planta de CO2, a pesar de que no cuenta con autorización.

• 24.04.2008. El INAGA recibe un escrito del Ayto. de Aliaga con su oposición frontal al borrador de denegación de la Autorización Ambiental Integrada.

• 30.04.2008. El INAGA deniega la AAI a la industria, por no aplicar las mejores técnicas disponibles para prevenir la contaminación y por no utilizar la energía y el agua de manera eficiente.

• Después se han producido varios hechos en contra de la resolución del INAGA; los tres principales:

o 15.05.2008. Rueda de prensa en Zaragoza del alcalde de Aliaga y de la Plataforma Salvemos Aliaga (véanse sus argumentos en www.salvemosaliaga.org).
o 23.05.2008. Manifestación de unas 250 personas en Aliaga.
o Algunas de las personas que apoyan el proyecto vierten en la prensa acusaciones veladas de prevaricación contra el INAGA y el consejero de Medio Ambiente, sin aportar pruebas, así como insinuaciones de que varios de los alegantes al proyecto tienen intereses personales dudosos.

• Se está a la espera de la resolución de la apelación de Cinca Verde. Mientras tanto, la central eléctrica está parada. En la prensa se comenta la existencia de contactos entre el Gobierno de Aragón y Neoelectra para trasladar la planta a un lugar adecuado.

De lo expuesto cada quien puede sacar sus conclusiones. Termino el escrito con dos notas. La primera es que espero que el problema se arregle y no se pierdan los puestos de trabajo. La segunda es que el interior de la provincia de Teruel necesita proyectos industriales, sin duda, pero es necesario que estén mejor planificados y que presten más atención al entorno y a la normativa. Se pueden ver más fotografías en fiatluxhispania.blogspot.com.

JUAN PARICIO
Geólogo, Colectivo Sollavientos

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Una "gran cagada" por parte de muchos, que al final van a pagar los de siempre: los trabajadores que se quedarán sin empleo y sus familias. Sería intereante saber donde han ido a parar todas las subvenciones que se mencionan en el articulo, y quien ha quedado al final con el "riñon mejor cubierto".

olga dijo...

El resumen final es lo que debería movernos a todos los que vivimos en este entorno envidiable, cuidemos nuestros pueblos y cuidemos el medio ambiente, vamos a dirigir nuestros esfuerzos en crear un entorno sostenible, busquemos vida, trabajo, turismo... pero conservando y respetando todo esto que tenemos.