jueves, 18 de mayo de 2017

“LOS PAISAJES CULTURALES DEL RÍO ALFAMBRA”. UNA JORNADA PARTICULAR







* Gonzalo Tena Gómez

Fue el sábado, 13 de mayo. La primera cita del día era a las 11h, en Las Cerradicas de Galve. Junto a las huellas de ornitópodos y saurópodos protegidas por una cubierta, se presentó la Guía Turística del Geoparque del Maestrazgo. Allí se congregó gente importante (y elegante): José Sangüesa, alcalde de Galve, que abrió el acto; Silvia I. Gimeno Gascón, presidenta del Parque Cultural del Maestrazgo, que aludió a “la lacra de la despoblación” y a los valores de este territorio; Nacho Escuin,  director general de Cultura y Patrimonio de la DGA, que anunció una subida en el presupuesto para los Parques Culturales de 75.000 a 300.000 euros; Juan María Alzina, de amplia carrera diplomática y actual secretario general de la Comisión Nacional española de Cooperación con la UNESCO (¡uf!), que mostró su admiración por los proyectos y por “la lucha entusiasta del Turismo”; Ángel Hernández,  gerente del Parque Cultural del Maestrazgo, que empezó la presentación de la Guía mencionando la colaboración de los ayuntamientos y las comarcas; y Luis Mampel, director científico del Geoparque, que habló de retos, desafíos y sentimientos y dio una lección sobre las icnitas adyacentes.
Se oyeron buenas palabras.



A las 12.45h, con retraso, en Los Granericos, del Ayuntamiento de Aguilar, Chabier de Jaime (a quien también consideramos patrimonio humano y cultural nuestro, felicitamos por su nueva ocupación al frente del Parque Cultural constituido y lamentamos la futura pérdida de contacto diario con su alumnado) impartió una conferencia magistral donde dio una visión poliédrica y completa del mundo de los chopos cabeceros (chopas, en la localidad). ¡Cuántas cosas interesantes nos contó en poco tiempo! Desde una tipología de árboles de hoja plana según la intervención experimentada, la implicación de grandes herbívoros ramoneadores en la evolución de los mismos desde hace 25 millones de años, hasta la visión histórico-medieval de los usos humanos en Europa a través de las ilustraciones de los Libros de Horas, pasando por la etnología, aprovechamientos, distribución europea, española y turolense, diversidad animal asociada, valores paisajístico, educativo, científico, cultural, artístico, afectivo, festivo y léxico (camocho o trasmocho, árbol candelabro, caudillado o escamonda, chopo fénix, que cae y vuelve a enraizar, atrincheramiento o pérdida de turno de poda), las edades de un árbol, etc.
El acto siguiente, en el mismo local, repleto de asistencia, fue una mesa redonda y debate en torno al neonato Parque Cultural del Chopo Cabecero. El alcalde de Gúdar cita: “Nada cambia, pero todo cambia si uno cambia”. Interviene también Nacho Escuin. Á. Hernández reivindica la figura del gerente. Un funcionario de la DGA comenta que la publicación del decreto correspondiente tardará 2 o 3 meses y hace referencia a la financiación, que ha de atender el funcionamiento, las inversiones y las infraestructuras. El alcalde de Ariño pone de relieve el buen funcionamiento del Parque Cultural del Río Martín. Ivo aporta la intervención de la casa…Comienza un turno de palabras del público incluida una propuesta afónica. A comer.
A la entrada del pabellón nos espera el grupo Alarifes de San Martín con sus gaitas y tambores en ristre y sonando. Buen ambiente comunicativo en la comida multitudinaria. Para salir del impasse de la supresión del uso de plásticos en estos menesteres, bien estaría la adquisición de una vajilla bien provista con sus correspondientes cubiertos metálicos, y si no queda más remedio, encargar platos y vasos de celulosa.
Con el horario desbordado comienza una placentera excursión por la vega del Alfambra, para rendir el último homenaje del día a los viejos árboles de la mano del incansable –pasión divulgativa- Chabier, que va desgranando explicaciones conforme avanzamos: “Para que no les entre la quera, la poda debe hacerse en menguante… aunque solo sea para no contrariar al padre…” También observamos sauces cabeceros, alguno con humus en su interior… Como decorado el campo luminoso, el pueblo en la ladera y un cielo plomizo. Visitamos al flamante Chopo del Remolinar y al chopo fénix (¡oooh!). De regreso directo, una lluvia suave nos va empapando los hombros. El sol envía sus últimos rayos por el oeste y un arco iris de buen augurio se rotula por levante. Despedimos al día de los chopos.
Enhorabuena a Ababuj, Aguilar del A., Allepuz, Camarillas, Cedrillas, El Pobo de la Sierra, Galve, Gúdar, Jorcas y Monteagudo del Castillo.

*Colectivo Sollavientos


No hay comentarios: