miércoles, 24 de mayo de 2017

VIII Andada “Nuestros montes no se olvidan”. Sábado 3 de junio de 2017.















Una vez más (y ya van ocho consecutivos), las gentes de Ejulve, La Zoma, La Cañadilla, Cirujeda, Aliaga, Cañizar del Olivar, junto a amigos y amigas de los pueblos vecinos, se reunen en torno a su bosque.

PRECIOS: DESAYUNO + AVITUALLAMIENTO + COMIDA: 18 EUROS
                  SOLO COMIDA (SIN ANDADA): 12 EUROS (niños 6€)
PAGO DE LA INSCRIPCIÓN: EL MISMO DÍA DEL EVENTO EN EFECTIVO
O PREVIAMENTE EN NÚMERO DE CUENTA (LLEVAR RESGUARDO):
CAJA RURAL TERUEL: ES88 3080 0021 2121 3145 4312
INSCRIPCIONES: HASTA EL 31 DE MAYO en listados comercios de Ejulve o
EMAIL: nuestrosmontesnoseolvidan@hotmail.com / whatsapp 627533144






jueves, 18 de mayo de 2017

“LOS PAISAJES CULTURALES DEL RÍO ALFAMBRA”. UNA JORNADA PARTICULAR







* Gonzalo Tena Gómez

Fue el sábado, 13 de mayo. La primera cita del día era a las 11h, en Las Cerradicas de Galve. Junto a las huellas de ornitópodos y saurópodos protegidas por una cubierta, se presentó la Guía Turística del Geoparque del Maestrazgo. Allí se congregó gente importante (y elegante): José Sangüesa, alcalde de Galve, que abrió el acto; Silvia I. Gimeno Gascón, presidenta del Parque Cultural del Maestrazgo, que aludió a “la lacra de la despoblación” y a los valores de este territorio; Nacho Escuin,  director general de Cultura y Patrimonio de la DGA, que anunció una subida en el presupuesto para los Parques Culturales de 75.000 a 300.000 euros; Juan María Alzina, de amplia carrera diplomática y actual secretario general de la Comisión Nacional española de Cooperación con la UNESCO (¡uf!), que mostró su admiración por los proyectos y por “la lucha entusiasta del Turismo”; Ángel Hernández,  gerente del Parque Cultural del Maestrazgo, que empezó la presentación de la Guía mencionando la colaboración de los ayuntamientos y las comarcas; y Luis Mampel, director científico del Geoparque, que habló de retos, desafíos y sentimientos y dio una lección sobre las icnitas adyacentes.
Se oyeron buenas palabras.



A las 12.45h, con retraso, en Los Granericos, del Ayuntamiento de Aguilar, Chabier de Jaime (a quien también consideramos patrimonio humano y cultural nuestro, felicitamos por su nueva ocupación al frente del Parque Cultural constituido y lamentamos la futura pérdida de contacto diario con su alumnado) impartió una conferencia magistral donde dio una visión poliédrica y completa del mundo de los chopos cabeceros (chopas, en la localidad). ¡Cuántas cosas interesantes nos contó en poco tiempo! Desde una tipología de árboles de hoja plana según la intervención experimentada, la implicación de grandes herbívoros ramoneadores en la evolución de los mismos desde hace 25 millones de años, hasta la visión histórico-medieval de los usos humanos en Europa a través de las ilustraciones de los Libros de Horas, pasando por la etnología, aprovechamientos, distribución europea, española y turolense, diversidad animal asociada, valores paisajístico, educativo, científico, cultural, artístico, afectivo, festivo y léxico (camocho o trasmocho, árbol candelabro, caudillado o escamonda, chopo fénix, que cae y vuelve a enraizar, atrincheramiento o pérdida de turno de poda), las edades de un árbol, etc.
El acto siguiente, en el mismo local, repleto de asistencia, fue una mesa redonda y debate en torno al neonato Parque Cultural del Chopo Cabecero. El alcalde de Gúdar cita: “Nada cambia, pero todo cambia si uno cambia”. Interviene también Nacho Escuin. Á. Hernández reivindica la figura del gerente. Un funcionario de la DGA comenta que la publicación del decreto correspondiente tardará 2 o 3 meses y hace referencia a la financiación, que ha de atender el funcionamiento, las inversiones y las infraestructuras. El alcalde de Ariño pone de relieve el buen funcionamiento del Parque Cultural del Río Martín. Ivo aporta la intervención de la casa…Comienza un turno de palabras del público incluida una propuesta afónica. A comer.
A la entrada del pabellón nos espera el grupo Alarifes de San Martín con sus gaitas y tambores en ristre y sonando. Buen ambiente comunicativo en la comida multitudinaria. Para salir del impasse de la supresión del uso de plásticos en estos menesteres, bien estaría la adquisición de una vajilla bien provista con sus correspondientes cubiertos metálicos, y si no queda más remedio, encargar platos y vasos de celulosa.
Con el horario desbordado comienza una placentera excursión por la vega del Alfambra, para rendir el último homenaje del día a los viejos árboles de la mano del incansable –pasión divulgativa- Chabier, que va desgranando explicaciones conforme avanzamos: “Para que no les entre la quera, la poda debe hacerse en menguante… aunque solo sea para no contrariar al padre…” También observamos sauces cabeceros, alguno con humus en su interior… Como decorado el campo luminoso, el pueblo en la ladera y un cielo plomizo. Visitamos al flamante Chopo del Remolinar y al chopo fénix (¡oooh!). De regreso directo, una lluvia suave nos va empapando los hombros. El sol envía sus últimos rayos por el oeste y un arco iris de buen augurio se rotula por levante. Despedimos al día de los chopos.
Enhorabuena a Ababuj, Aguilar del A., Allepuz, Camarillas, Cedrillas, El Pobo de la Sierra, Galve, Gúdar, Jorcas y Monteagudo del Castillo.

*Colectivo Sollavientos


lunes, 8 de mayo de 2017

LAS CHARLAS DE SOLLAVIENTOS: LA MINERIA DE ARCILLAS EN EL TERUEL INTERIOR






La minería de arcillas en Teruel

José Luis Simón e Ivo Aragón  dialogarán el próximo 12 de mayo sobre la explotación de arcillas en la provincia de Teruel, dentro del ciclo LAS CHARLAS DE SOLLAVIENTOS: Colectivo Sollavientos, diez años hablando sobre Teruel.

El próximo viernes día 12 de Mayo, a las 19:30 horas, tendrá lugar en el salón de actos de la Cámara de Comercio de Teruel la charla “LA MINERIA DE ARCILLA EN EL TERUEL INTERIOR”, prevista  como un diálogo entre José Luis Simón, Catedrático de Geología de la Universidad Zaragoza, e Ivo Aragón, historiador y miembro de la Plataforma Aguilar Natural.  Esta cita será la segunda del ciclo LAS CHARLAS DE SOLLAVIENTOS, organizadas por este Colectivo con el apoyo de Caja Rural de Teruel.

Al inicio de la charla se proyectarán ilustraciones de Juan Carlos Navarro, que han acompañado los artículos que el Colectivo Sollavientos ha publicado durante sus diez años de andadura. También se proyectará un breve vídeo  basado en los contenidos del disco “TIERRA. Poemas y música de las esferas”.

Los valles del Alto Alfambra y del Alto Guadalope, así como otras zonas turolenses, sufren graves problemas de despoblación y pérdida de actividad, y sobre ellos sobrevuelan diversos proyectos de explotación de minería de arcilla a cielo abierto que, de ejecutarse, supondrán importantes cambios en el paisaje y en los usos del territorio.  Se debatirá sobre la necesidad de una planificación minera con perspectivas de futuro y con  garantías de respetar la voluntad de la población, incidiendo también en la  importancia  de  revisar la normativa de minas que en estos momentos favorece el interés minero frente a otros usos del territorio, así como los trámites medioambientales cuyas deficiencias y contradicciones son usados en ocasiones de forma ventajista por las empresas mineras, a juicio del Colectivo.
Con el telón de fondo de la incertidumbre laboral vivida durante las últimas semanas por los trabajadores de la mina de Riodeva, y el debate surgido a raíz de su posible cierre, se hace necesario abordar este debate de forma rigurosa y sosegada.

El Colectivo Sollavientos organiza estas charlas-coloquio sobre la realidad turolense con un propósito a la vez divulgativo y reflexivo. Los temas de las mismas se ubican en el ámbito de la divulgación científica (geología, hidrología, climatología, física…), de la historia y patrimonio histórico-artístico, o de la problemática socio-económica de nuestros pueblos. Algunas de estas charlas son desarrolladas por miembros del Colectivo: profesores de universidad, investigadores y profesionales cualificados en cada caso.







domingo, 7 de mayo de 2017

LOS PAISAJES CULTURALES DEL RIO ALFAMBRA

El 13 de mayo de 2017 (sábado), en   Aguilar del Alfambra se efectuará la presentación del Parque Cultural del Chopo Cabecero.  Una gran noticia.








viernes, 5 de mayo de 2017

CRÓNICA DE LA 1ª CHARLA (“EL TERUEL INTERIOR COMO PARTE DE LA ESPAÑA VACÍA”)





 Gonzalo Tena Gómez*


Debutaba en el ruedo de la Cámara de Comercio, el madrileño afincado en Zaragoza, Sergio del Molino, tomando la alternativa de manos del diestro poeta de la tierra, El Hijarano, y despachando al morlaco “Literario” con una faena voluntariosa. Completaba la terna nuestro solvente veterano José Manuel Nicolau, “El del Agua Azul” que se lució con el capote ecológico.
Pero dejémosnos de coñas taurinas y vayamos al grano sintético del asunto.
Tras las presentaciones pertinentes, Víctor Guíu introdujo la sesión indicando que el “Gran Trauma” del éxodo rural tiene sendas lecturas: la de la persona que no ha abandonado su pueblo y la del urbanita.
Sergio del Molino (a partir de ahora, SdM) se reconoció lector de su propio libro, que no tiene tintes políticos ni académicos ni pretende ofrecer soluciones, sino que se trata de un ejercicio literario escrito desde la perspectiva del flâneur (paseante observador), que pretende comprobar cuáles de sus intuiciones son certezas. Recalcó la extrañeza de la “España vacía” (el 53% de su territorio alberga una bajísima densidad de población, “el mejor territorio para comunicarse con los dioses”, según Estrabón) en el contexto de Europa occidental, en el cual se da un hábitat disperso continuado donde suelen cobijarse escritores y artistas. SdM aludió a las catarsis que se producían en el turno de palabras de las presentaciones itinerantes de su libro, cuando las personas se expresaban con gran vehemencia.
José Manuel Nicolau (en la continuación, JMN), desde una perspectiva científico-ecológica y experiencia en territorios despoblados, nos recordó que la naturaleza está en cambio por el despoblamiento, ganando funcionalidad; el medio urbano soporta una crisis ambiental; en el agro, la agricultura y la ganadería intensiva generan serios problemas ecológicos;  el monte está en proceso de recuperación de la vegetación (naturalización o “asilvestramiento”). Nos dio a conocer la metáfora de “montes vestidos” y el vocablo “matorralización”, fenómeno que se está produciendo en las estepas. Proliferan algunas especies de fauna salvaje voluminosa: cabras, corzos, ciervos, jabalíes, en espera del lobo depredador. El caudal de los ríos ha experimentado un descenso del 20% por el consumo de agua de la vegetación,  se secan algunas fuentes y se producen incendios más devastadores. Se hace necesario que gente que viva en el medio rural gestione estos cambios naturales.
JMN hizo mención de las consecuencias económicas de la despoblación, del bienestar que nos proporciona la Naturaleza, ignorado por la alienación ecológica urbanita (¿quién se cuestiona la procedencia del oxígeno que respiramos, el origen del agua que bebemos y el de los medicamentos?)
A este respecto, SdM nos contó que había conocido en China a un antropólogo farmacéutico que había contactado con un chamán para obtener una planta antitumoral.  Abogó por la conexión entre la cultura oriental  y la nuestra.
JMN elogió al movimiento ecologista, dijo que España es la Reserva Natural de Europa y abogó por la implementación del I+d+i (investigación, desarrollo e innovación) en el medio rural. A continuación trajo a colación el tema del arraigo, atávico y emocional, adaptativo en origen (para SdM, paradójico y glorificado por la cultura pop: “nada es inmutable y el arraigo te liga a algo que percibes inmutable”). JMN añadió que la emigración es ancestral y que la individualidad es un invento de la Revolución Francesa.
SdM afirmó que la comunidad ya no existe en la ruralidad; sí los geriátricos. Agricultores de Guadalajara, residentes en la ciudad, se desplazan 50 km para trabajar.
Víctor Guíu aludió a la “despoblación cultural”, asumida por los adolescentes. En Zaragoza se organizan excursiones escolares a Puerto Venecia (shopping resort). Criticó las soluciones políticas que se están dando: circuito de automovilismo, autovías, etc.
SdM, que fue periodista del Heraldo de Aragón durante 10 años, dijo que el desarrollismo propugnado por Joaquín Costa hoy no es válido. El AVE vacía el espacio intermedio.
JMN recordó que en Sollavientos debatimos sobre proyectos. El medio rural necesita ayuda externa, también dinero e imaginación. Y que debe replantearse el modelo de poblamiento.
SdM propone exigir una administración pulcra y precisa. Recuerda que J. Clos, ex alcalde de Barcelona, decía que el mundo rural no se puede sostener sin una renta per cápita general elevada.
Comienza el  turno de palabras para los asistentes, quizá demasiado breve. Se apunta hacia el juego de los políticos a la contra del medio rural. SdM cuenta que en Escocia existen planes efectivos de recuperación de pueblos. Afirma que el relevo generacional puede ser inmigrante.
JMN echa en falta la autocrítica del medio rural, desestructurado e incapaz de tomar decisiones sobre proyectos económicos.
Lucía Pérez defiende unas buenas infraestructuras y que se cuente con la gente de los pueblos. Cita una experiencia de desarrollo integral del valle del Nansa que está asentando población. Recuerda que los pobladores están guardando los pueblos.
El presidente de “Mijares Vivo” (Olba), presenta su asociación y nos dice que han constituido un grupo de Custodia del Territorio.
José Luis Simón califica el libro “La España Vacía…” como demoledor, cargado de frases negativas (“no tiene presente ni futuro…”), que quita las expectativas de autoestima de los habitantes rurales, que no están amargados. SdM se toma el envite como un elogio, por no haber despertado indiferencia y reconoce su tendencia “a ser cenizo”.
JMN reivindica la necesidad de un elogio de la vida rural (quizá una actualización del de fray Luis de León: “Qué descansada vida la del  que huye del mundanal ruïdo…”).
Otra persona, habitante de un pueblo de 1000 almas, denuncia la promoción del consumo y la concentración de la gente. SdM alude a los flujos capitalistas.
Otra voz, ligada a la librería Senda, se refiere a las sensaciones de las capitales pequeñas. SdM apunta que, incluso Salamanca, tiene poco poder demográfico.
Nueva intervención femenina concerniente al envejecimiento de la población y a la denostación y la mitificación de los pueblos. La administración electrónica podría vaciar más las zonas rurales. SdM aboga por la consecución de la banda ancha de internet.
Begoña Sierra, haciendo honor a su apellido, y su amiga, viven en Moscardón (40 habitantes). A pesar de quejarse de la administración y los servicios, reconoce vivir bien y propone hacer el medio rural atractivo. Le duele el calificativo de “vacía”. Inicia alusiones a los periodistas.
SdM dice que el periodismo conforma prejuicios y elogia los periodistas locales y de provincias.
Lluís Rajadell, del Heraldo  de A. denuncia que se les tilde de “banda de llorones y pedigüeños”.
 
Poco más. Víctor despide el acto  con petición de un aplauso (cumplida) y con “si se nos cae la casa, se vuelve a levantar”.
Nadie salió a hombros del salón.


 *Colectivo Sollavientos





miércoles, 3 de mayo de 2017

El invierno demográfico de Teruel desde una perspectiva española







Sergio Chueca*
                    
Está de moda hablar de despoblación, de España vacía o de invierno demográfico. Paradojas del destino, nunca hemos estado en España -como país- mejor de lo que estamos ahora demográficamente. Mirando desde una perspectiva histórica la evolución demográfica entre el año 1900 y el año 2016, observamos las diferencias de evolución entre Teruel capital y la provincia. Teruel capital tenía en el año 1900 una población de 10.797 personas. En el 2016 un total de 35.564 personas. La provincia no puede contar la misma historia, pues ha pasado de 251.994 habitantes en 1900 a 136.260 habitantes en 2016. Fijándonos en los fríos números pensaríamos que hay un problema, pero en ese periodo de tiempo han ocurrido muchas cosas. Las principales serían la revolución verde y la revolución urbana.

La revolución verde es la aplicación de tecnología intensiva al campo: automatización, tractores, abonos, etc. Esta transición ha eliminado las hambrunas periódicas con las que convivieron nuestros abuelos. Eso sí, a costa de reducir el número de personas trabajando en el campo y, por lo tanto, residiendo en el mundo rural. Por otro lado, la revolución urbana es la concentración de los habitantes en núcleos, fenómeno que se observa en Teruel capital con el incremento de población en ese periodo. El acceso a la sanidad, a la universidad, a la cultura o al empleo, ha desplazado la población desde los núcleos pequeños a las ciudades.

Hablar de demografía es hablar de nacimientos y defunciones. Es impresionante la evolución en la esperanza de vida de los turolenses y españoles. Vivimos más, somos más que nunca. No me gustaría volver al pasado, cuando había muchos nacimientos y muchas defunciones, y largas jornadas de trabajo en el campo.

¿Y qué pasará en el futuro? Imaginar el Teruel rural en el 2040 o en el 2050 desde la perspectiva social y demográfica actual es visualizar pueblos abandonados o convertidos en segunda residencia de verano. Hay una tendencia que nos conduce a pensar que la solución a esta situación es demográfica, cuando no los es. El problema, cuanto menos, es político y económico. 

El invierno demográfico de la provincia es la manifestación secundaria de un sistema económico que no es capaz de crear riqueza en una provincia como Teruel. La emigración ha despoblado la provincia. La economía de escala asociada a la globalización conlleva que el crecimiento se haga alrededor de grandes cinturones industriales: el corredor del Ebro, Madrid, Barcelona, etc.

Sin embargo, desde una perspectiva ecológica, considerando que Teruel está dentro de España, aumentar la población de la provincia tendría que darse, si se da, como redistribución de la población del país (para no aumentar el impacto sobre el medio ambiente de nuestra sociedad común). Aunque aquí hay una gran parte de elección, de decisión de lo que quiere hacer el sector de población más joven.

Dentro de una visión de España como conjunto, el invierno demográfico realmente peligroso es el que se produciría si sucede a escala de país. Aquí hay un dato curioso que puede aportar pistas para que nuestra sociedad no caiga en este problema. Un dato medible es el proporcionado por las encuestas entre menores de 40 años: aunque solo entre el 5 y el 10% de personas afirma no querer tener hijos, el número de personas sin descendencia se sitúa en la horquilla 30% a 40%. Claramente, interpreto el resultado, como un efecto de la injusta distribución salarial. Es en este sector donde el paro o los empleos mileuristas se ceban.

Y el reto es claramente político y económico, para evitar caer como sociedad en este pozo. Las acciones se tienen que dar en decisiones como: (i) facilitar el acceso al mercado laboral de los jóvenes (frente el continuo incremento en la edad de jubilación); (ii) abrir las fronteras a la inmigración (frente a políticas anti-inmigración); (iii) facilitar un mercado de vivienda a precio regulado que facilite la emancipación (frente a las burbujas inmobiliarias).


*Colectivo Sollavientos